A partir de una circular del 20 de octubre último, se solicitó a la totalidad de los escribanos de la provincia la remisión de copia de las escrituras públicas, certificaciones de firmas, autorizaciones, poderes, boletas de compra y venta, entre otros, vinculados a Sergio Urribarri y otros miembros de su familia por supuesto enriquecimiento ilícito.

La nota, firmada por la presidenta del Colegio de Escribanos de Entre Ríos, Laura Fernanda Camejo, y el secretario general de esa entidad, Juan Facundo Urriste, fue presentada el 20 de octubre de este año en el marco de la causa que iniciaron los abogdos Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet contra Sergio Urribarri, Ana Lía Liliana Aguilera, Sergio Damián Urribarri, Mauro Gabriel Urribarri, Bruno Saúl Urribarri, Franco Daniel Urribarri, entre otros.

La nota requiere se solicite a la totalidad de los escribanos de la provincia la remisión de copia de las escrituras públicas , certificaciones de firmas, autorizaciones, poderes, boletas de compra y venta, entre otros, vinculados a Sergio Urribarri, y allegados.

Tiempo atrás, los abogados querellantes, Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet, realizaron un exhaustivo detalle de la gran cantidad de causas que investigan delitos de corrupción que tienen escaso avance judicial y cuestionaron duramente la responsabilidad del poder político, judicial y legislativo.

Antecedentes


Tiempo atrás, en declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Pagliotto aseveró que la denuncia que realizó junto a (Guillermo) Mullet contra el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, al actual ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, a su esposa Ana Aguilera, su cuñado Juan Pablo Aguilera, y otros allegados “marcha bien” aunque lamentó que “no avanza al ritmo que uno quisiera y ni siquiera al ritmo que quisieran los fiscales que tienen la causa porque no tienen los recursos de ninguna índole como para trabajar a mayor ritmo si quisieran”.

En ese sentido mencionó que “el doctor Brugo y la doctora Yedro consiguieron hace unos meses a un abogado joven que ya trabajaba en el Poder Judicial y que fue la única incorporación y ayuda extra que le ha dado la Procuraduría, para que esa persona se dedique exclusivamente a estas causas”.

Aclaró además que “la causa madre por enriquecimiento ilícito tiene, a partir de la investigación que hicieron estos dos fiscales, ramificaciones en otras causas que no son de menor envergadura porque hablamos de negociaciones incompatibles con la función pública, defraudación contra la administración pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

“Para mi gusto la causa madre de enriquecimiento ilícito marcha un poco lenta y me parece que habría cierto ánimo en los fiscales de extremar las pruebas; es decir que aunque pase más el tiempo necesitan saber más y necesitan la colaboración de organismos que ni siquiera están en la provincia como el Banco Central de la República Argentina, la inspección General de Justicia y el organismo que se encarga de todo el seguimiento de las inversiones y lavado de activos que es la Unidad de Investigación Financiera”, definió.

Al respecto, opinó que “todavía no se concretó por parte de la nación y los funcionarios nacionales que nos habían prometido una relación más fluida; y si bien descarto toda animosidad muchas veces el trajín y la misma dinámica de todas las causas que no son solamente las de Entre Ríos, los obligó a estar más en otra cosa”.

 

 

 

Fuente: Agencia de Informaciones Mercosur (AIM).