Taxis, remises y transportes escolares están siendo sometidos a control por parte de la Dirección de Transporte Urbano, conjuntamente con la Dirección Operativa y Control de Transporte. El trabajo se centró en calles Laprida y Buenos Aires, como así también en Monte Caseros y Alem, donde se controlaron 58 vehículos. Se labraron actas, reteniéndose un cuaderno habilitante y retirándose de servicio un vehículo por no reunir condiciones de seguridad establecidas. El pasado jueves se desarrolló un intenso control similar, que incluyó a calles Bavio e Italia, Diamante y Paraguay, como así también fuera de los boulevares, como Zanni y Medus. Una medida saludable.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.