El Municipio de Oro Verde salió a la caza de un pedófilo que, supuestamente, se encontraba en esa ciudad.

El dato, que trascendió a través de las redes sociales, indicaba que esa persona estaba cursando una carrera universitaria en Oro Verde.

Con esa información, las autoridades municipales salieron a su búsqueda, apoyados por datos que les aportó la Policía y el Servicio Penitenciario de Entre Ríos.

La noticia, que se publicó en el sitio web del Municipio de Oro Verde y en el muro de Facebook, generó una polémica, y la intervención de varios vecinos. Uno, incluso, dijo ser el aludido. Pero después muchos de los comentarios publicados en el muro de Facebook del Municipio fueron borrados por cuanto “no cumplen con las normas de convivencia que establecimos en la comunidad online del Municipio”.

“Las autoridades municipales informaron que ni bien se dieron a conocer las versiones que señalaban la presencia de un presunto pedófilo en la localidad, se comunicaron con la Policía local que por medio del director de Servicios Penitenciarios, realizó las averiguaciones pertinentes. Confirmaron que Raúl Edgardo Bilbao, un oftalmólogo condenado en 2008 por corrupción agravada de menores, ya no reside en Oro Verde. Habría conseguido un permiso transitorio del juez para terminar una carrera”.

Esa es la información oficial que dio el Municipio de Oro Verde a través de su página web.

“Desde el Municipio se pidió a las autoridades policiales que realizaran las averiguaciones necesarias ante las versiones vertidas principalmente en redes sociales, acerca de la residencia en Oro Verde de un hombre acusado de integrar una banda de pedofilia, y condenado por corrupción agravada de menores en Concordia en el año 2008. El martes el intendente José Luis Dumé junto al viceintendente, Oscar Toledo, se reunieron con el comisario Víctor Paunovich y el subcomisario Mario Peralta. En el encuentro, los oficiales informaron que personalmente, el Director de Servicios Penitenciarios, confirmó que Raúl Edgardo Bilbao, no se encuentra en la localidad”.
La historia no concluyó ahí. La pesquisa siguió.

Según las explicaciones de Policía y Servicio Penitenciario, se recorrió el supuesto domicilio de la persona a quien se sindicaba como pedófilo “y corroboraron que el hombre se había retirado de la localidad, presuntamente el 30 de marzo. Además, se comunicaron telefónicamente con este hombre y comprobaron que se encontraba en La Rioja, lugar donde tiene fijada la residencia. La Policía de La Rioja se comprometió a enviar vía correo electrónico una constancia que lo acredite, teniendo en cuenta que es importante para la tranquilidad de los habitantes de Oro Verde saber si esta persona reside o no en nuestra localidad”.

De modo llamativo, el Municipio de Oro Verde “aclaró” en su muro de Facebook que la persona señalada como pedófila “tenía autorización de la Justicia para concluir su carrera en esta localidad”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.