El problema que ocasionaba el desperfecto en la bomba de impulsión fue encontrado, y durante la tarde se procederá a su ensamblado. De no mediar inconvenientes para la noche de este miércoles se prevé que la bomba funcione con normalidad.
Técnicos de la Municipalidad de Paraná continúan trabajando en la reparación y recambio de la bomba extractora de agua cruda en el viejo muelle de la Toma Nueva.
Las tareas, que comenzaron la semana pasada, se complicaron por dos motivos: primero, la rotura del aparejo con el que maniobraban en la recolocación de la bomba; cuando ese incidente quedó superado, se advirtió una falla en la bomba, que había sido instalada.
Roberto Sabbini, titular del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, señaló este mediodía que se fue encontrado el problema que ocasionaba el desperfecto en la bomba de impulsión y están procediendo a su armado.
Durante la tarde será ensamblada y posteriormente se harán las pruebas de rigor para constatar su correcto funcionamiento.
De no mediar inconvenientes para la noche de este miércoles la bomba estaría funcionando con normalidad.