La orden está firmada por el director de Operaciones y Seguridad de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Daniel Schierloh, y habilita a la fuerza a intervenir en cada manifestación sobre el tratamiento de la ley de interrupción voluntaria del embarazo que haya en los lugares públicos.

“En cumplimiento de directivas impartidas por el comando superior, en virtud del “tratamiento sobre despenalización del aborto”, y al llevarse a cabo actividades inherentes a distintos grupos (color, a favor o en contra), a partir del día de la fecha y hasta nueva directiva, deberán implementar y reforzar operativos de prevención en ámbito geográfico de su jurisdicción, disponer la presencia de móviles con balizas encendidas en lugares estratégicos, recorridas, control de entidades religiosas, culto, establecimientos educativos, espacios públicos, para evitar cualquier circunstancia adversa (pintadas, destrozos, otros), de surgir novedad comunicar a la brevedad”.
El texto, bajo la modalidad de “circular general”, está fechado el martes 7 de agosto y llegó a todas las dependencias de la Policía de Entre Ríos.

Y fue el argumento que utilizó la Policía de Victoria para detener, en las primeras horas de este miércoles, a 11 mujeres que colocaban pañuelos verdes a favor del aborto legal en distintos espacios públicos.

Según informó la fuerza, “en las primeras horas de la fecha, en la zona céntrica de la ciudad se dispuso de móviles y personales a los fines de detectar pintadas o pegatinas de cartelería en edificios públicos”, y fue “en ese marco, durante las primeras horas se procedió a trasladar hasta la Jefatura Departamental” a 11 mujeres “que habían sido detectadas por la cámaras de monitoreo en zona del Monumento a la Madre emplazado en Plaza San Martín, y luego en el Edificio Municipal, detectándose también en edificios escolares de nuestra ciudad, como lo son la Colegio de Nivel Medio y Superior Edith Fitzgerald Kennedy, Escuela de Artes Visuales, Sociedad Italiana, Dirección Departamental de Escuelas, y Plaza Libertad”.

Al respecto, la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, aclaró este miércoles que la cartera a su cargo no ha autorizado ningún procedimiento contra las expresiones populares que se están realizando en torno al debate por la despenalización del aborto en el Congreso de la Nación.

“Ante la situación de un tema controvertido que se está debatiendo en el congreso de la Nación como es la despenalización del aborto, la posición del Gobierno y del Ministerio de Gobierno, y por supuesto también de la jefatura de la Policía, es respetar todas las posturas y expresiones populares en torno a la temática”, dijo la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero.

“Por lo tanto desautorizo enfáticamente cualquier procedimiento policial que tienda a poner alguna limitación a la expresión de la población. Tampoco corresponde hacer identificación alguna de personas que no estén cometiendo un delito. De modo tal que, frente a los episodios de Victoria, hay que aclarar que no hay ningún tipo de medida que deba tomarse por parte de la Policía ni de ninguna Fuerza frente a una expresión de protesta”, agregó la ministra.

En tanto, desde la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans hicieron saber de su “repudio ante la detención por parte de la Policía de Victoria de 11 compañeras de entre 15 y 43 años, en las primeras horas de este miércoles 8 de agosto, por colocar pañuelos verdes en distintos lugares públicos”.

“Repudiamos el parte oficial de la Policía de Entre Ríos que detalla los nombres de las personas detenidas y del procedimiento que incluyó un examen por parte del médico policial en la Departamental de Victoria y exigimos el pleno respeto de los derechos de expresión y a los derechos humanos y garantías constitucionales, en particular hacia las mujeres. Hacemos responsable al gobierno de Entre Ríos por la integridad física y psicológica de las mujeres, adolescentes y adultas violentadas, cuando realizaban una acción pública de manifestar su posición a favor de la legalización del aborto en Argentina. Impedir esas acciones firma parte de un pensamiento autoritario y antidemocrático”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.