El viernes 13 de julio fue, decididamente, un mal día para el intendente de La Paz, Bruno Sarubi (Cambiemos). Ese día, cuando se festejaba el aniversario de la ciudad en el Polideportivo Municipal, el jefe comunal accedió al pedido de una mujer para posar para una foto, sosteniendo en su mano el pañuelo verde que identifica a los grupos en favor de la legalización del aborto en el país.

La publicación de esa foto –Entre Ríos Ahora fue uno de los medios que la difundió- generó una catarata de comentarios agresivos hacia Sarubi, que se vio en la necesidad de publicar una carta pública, en la que manifestó que no está “a favor del aborto”, aunque enseguida señaló que “sí considero valioso la posibilidad de un debate honesto que escuche todas las posturas y actores sociales y que el resultado sea un marco legal que incluya una realidad que existe inobjetablemente y que para aquellas personas que decidan hacerlo, no lo concreten en condiciones clandestinas e inadecuadas”.

La foto de la discordia: Sarubi se la tomó el viernes 13 y se generó una tormenta en La Paz.

 

“Como dirigente político y social me parece importante respetar la necesidad de la autenticidad en el pensamiento ideológico. Deseo poder manifestar mis ideas sobre este tema y contribuir a un debate que como sociedad hoy es necesario dar”, dijo Sarubi, quizá de los pocos jefes comunales que ha salido a manifestar su postura pública sobre el tema. Aunque esa decisión le valió cuestionamientos de los sectores pro vida y fuertes cuestionamientos de sectores religiosos.

El Consejo de Pastores de La Paz le hizo conocer a Sarubi “nuestro repudio total a su exposición pública de una foto con el pañuelo verde en el Polideportivo Municipal, siendo que su posición como máxima autoridad de nuestra comunidad soslaya que acuerda con políticas abortistas y de ideología de género. Apelamos a su sensibilidad espiritual, recapacitando, reconsiderando y promoviendo la cultura de la vida y familia”.

El cura Ricardo Vera, de la Parroquia Nuestra Señora de La Paz, también atizó el fuego, aunque de un modo peculiar. Sostuvo que ve con preocupación a “nuestra dirigencia política que abraza esta bandera y vos decís ´¿qué onda, entonces?´. ¿Estás para defendernos a todos, o no? ¿Estás para representarnos a todos, o no? Es triste eso”. Aunque cuando fueron a la pregunta más puntual: qué opina de la foto de Sarubi con el pañuelo verde, respondió: “No puedo opinar, porque no lo vi”.

Ricardo Vera, el cura que habló de la formación en las escuelas y dijo que “aniquila el futuro”.

 

“A veces se habla desde el egoísmo y no tomamos la responsabilidad que llevan ciertas acciones. Se levanta la bandera de un tema que se hizo muy mediático, como es el tema de las violaciones, pero cuando uno va al registro, no todas las mujeres son violadas. Entonces, hoy en día dan como si todos los embarazos son fruto de una violación y a partir de allí se pone como necesidad el aborto como algo legal para esta situación de mujeres que, por lo que dan las estadísticas que un cierto sector de la sociedad presenta, parece que de un 100% de las mujeres, un 90 % padecen violación”, ilustró el sacerdote en declaraciones al programa Mañanas en positivo, de FM Vida, de La Paz.

Respecto de las marchas a favor de la legalización del aborto, analizó que están protagonizadas por “adolescentes, jóvenes que ni siquiera han comenzado a vivir la vida”. Y siguió: “Lo que preocupa es que esta ideología, este modo de pensar, egoísta y aniquilador, se está manejando entre los más jóvenes y que en el fondo, así como el aborto aniquila las vidas futuras, este tipo de formación que muchos jóvenes están recibiendo en escuelas también aniquila el futuro. Porque después, qué esperanza podemos encontrar en un joven que quiera formarse o estar al servicio de otro si el egoísmo de hoy en día te dice preocupate por tu ombligo nada más´”.

 

 

 

Imagen de portada: fotomontaje

De la Redacción de Entre Ríos Ahora