El Tribunal de Juicio de Gualeguay absolvió de culpa y cargo al exintendente de Gualeguay, Luis Erro (PJ), quien fue acusado por el Ministerio Público Fiscal del delito de malversación de fondos públicos en la causa por el edificio del ex Correo Argentino de la localidad.

“El Ministerio Público Fiscal se ensañó hace 8 años a persistir con esta causa sin sentido. Lo único que hacemos es gastar plata del Estado, desviar los recursos en cuestiones totalmente insignificantes, donde no ha habido ningún delito”, dijo Erro.

El fallo lo dieron a conocer este jueves los jueces María Angélica Pivas, Roberto Cadenas y Alejandro Callejas. En los alegatos de cierre del juicio, que se desarrollaron la semana pasada, el fiscal Gamal Taleb solicitó que Erro sea condenado a 2 años y ocho meses de inhabilitación especial para ejercer cargos públicos.

En tanto, los abogados defensores Miguel Ángel Cullen y Guillermo Vartorelli pidieron la absolución ya que entendieron que no hubo un daño a la Administración Pública.

El caso por el que fue absuelto Erro se abrió tras una denuncia que realizó en 2009 el concejal justicialista Oscar Logullo (fallecido), quien reprochó el uso de fondos del municipio para la refacción del edificio del ex Correo Argentino, donde se instalaron oficinas del área de Tránsito del gobierno local.

Recientemente, el dirigente peronista acusó al exsenador Hernán Vitullo (PJ) de estar detrás de algunas causas en su contra, en una supuesta connivencia con funcionarios judiciales, entre los que mencionó al jefe de fiscales, Jorge Amilcar García.  Hasta ahora, Erro sólo tiene una condena por una causa menor: el uso de la energía de un medidor del Estado para una actividad del Partido Justicialista.

En diálogo con Entre Ríos Ahora, tras la absolución en la causa por el ex Correo, Erro pidió que cese la persecución del Ministerio Público Fiscal: “El Ministerio Público Fiscal se ensañó hace 8 años a persistir con esta causa sin sentido. Lo único que hacemos es gastar plata del Estado, desviar los recursos en cuestiones totalmente insignificantes, donde no ha habido ningún delito. Para mí es un orgullo haber construido las oficinas del departamento Tránsito en el Correo”, dijo.

En esa línea, también sostuvo: “Después de 8 años llegar a un juicio y escuchar en los alegatos que el fiscal diga que no hicimos ningún daño da un poco de impotencia, porque las redes sociales se prestan para un desprestigio, que es lo que quisieron causar”.

Erro también asoció el allanamiento -realizado en noviembre de 2017- en la causa por el paradero del empresario Omar Benvenuto con una persecución sin pruebas y recordó que se denunció penalmente al fiscal Ignacio Telenta, cuyo pliego para convertirse en juez de Garantías de Gualeguaychú fue aprobado por la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

“Si pusieron prueba falsa y con prueba falsa se metieron en mi casa en un allanamiento en la desaparición de una persona, esta persecución tiene que terminar en algún momento”, dijo Erro, que hasta octubre de 2017 se desempeñó en la administración del gobernador Gustavo Bordet como coordinador de políticas de Gobierno.

“Los legisladores se deben hacer una ley que limite este poder que después de Dios viene el fiscal. Este poder se tiene que limitar, porque no poder acusar a un fiscal y que se hagan responsable de lo que hacen da una muy mala imagen de esa parte de la justicia entrerriana al menor”, afirmó.

Al finalizar, lamentó la aprobación del pliego de Telenta, a quien lo acusa de haber plantado prueba para “desviar” la investigación del caso Benvenuto. “Lamentable por la gente de Gualeguaychú, van a tener un juez de Garantías que está denunciado de falsificación ideológica de documento público”.

Por último, volvió a pedir que los legisladores acoten el poder del Ministerio Público Fiscal. “Como se juzgan ellos mismo, entonces va a haber que hacer una reforma importante para que esto no siga ocurriendo”, cerró.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.