El conflicto suscitado en la planta alimenticia de Ceapé, ligada a la Universidad Adventista del Plata, en Villa Libertador, quedó superado esta tarde tras el compromiso asumido por los líderes religiosos de volver atrás con el despido de un empleado que había sido la voz del reclamo de los 100 obreros de la fábrica en procura de conseguir ser incluido en el convenio de trabajo de la alimentación y salir de la órbita de educación y minoridad.

Efraín Torres había iniciado gestiones ante el Sindicato de la Alimentación para que ese gremio, en coordinación con la Secretaría de Trabajo, se sentara a una mesa de negociación con los gerentes de Ceapé de modo de incluir a los obreros -todos miembros de la Iglesia Adventista, llegados a Libertador San Martín desde distintos puntos de la provincia- fueran incluidos en un nuevo regimen laboral, con la consecuente mejora salarial.

La respuesta empresaria fue el despido sin contemplaciones, lo que derivó en la toma de la fábrica de Ceapé y el inicio de un paro por tiempo indeterminado. Esta tarde, sin mebargo, el conflicto que se había iniciado el martes quedó superado. El rector de la Universidad Adventista del Plata, el pastor Horacio Rizzo, se hizo presente en la planta junto al gerente de Recursos Humanos de Ceapé, Nicolás Quaranta, y pidió “perdón” a los obreros por el trato que se les había dispensado. Tras eso, se firmó un acta en la que quedó establecida la reincorporación del obrero despedido y el inicio de las negociaciones salariales a partir del próximo martes.

Los trabajadores de Ceapé están incorporados al convenio de trabajo del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) y su pretensión es pasar al Sindicato de la Alimentación. De ese modo, obtendrían una sustancial mejora salarial. “Les hicimos firmar un acta con la promesa que nos hicieron, así que vuelvo a mi sector y al cargo que tenía antes de ser despedido. Se va a hablar también de una mejora salarial y de un mejor trato de la patronal con los empleados”, contó el trabajador ahora reincorporado.

Desde este jueves, la planta de Ceapé de Villa Libertador vuelve a trabajar con normalidad después del paro que se había iniciado el martes.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.