El Parque Botánico Leandro N Alem abre sus puertas en contadas ocasiones. El fin de semana largo, por ejemplo, permaneció cerrado, pero como tiene un ingreso peatonal, la gente estaciona en los alrededores e ingresa igual a disfrutar del verde. De forma prolija, una serie de cartelería advierte al visitante qué se puede hacer y qué está vedado, aunque muchos hacen caso omiso a lo consejos. De igual modo, el Botánico se mantiene con el verdor de siempre y la tranquilidad acostumbrada, y recorrerlo es un placer para los paranaenses que se atreven a “viajar” hasta el Acceso Norte.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.