El congreso extraordinario de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que este miércoles sesionó en Gualeguay, dejó abierta la posibilidad de que el ciclo lectivo 2018 arranque con medidas de fuerza que entorpezcan la normal vuelta a clase de maestros y profesores.

En Entre Ríos, el Consejo General de Educación (CGE) aprobó el calendario escolar para el ciclo lectivo 2018. En Entre Ríos las clases comienzan el 5 de marzo y finalizan el 7 de diciembre. Mientras que el receso de invierno será desde el 9 al 20 de julio.

Pero esa vuelta a clases podría verse entorpecida por los reclamos docentes, que se recrudecieron a partir de la aprobación, el lunes, de la reforma previsional, fuertemente resistida por los sindicatos, y además la falta de discusión salarial.

El 5 de junio de 2017, los sindicatos docentes y el Consejo de Educación cerraron un acuerdo paritario, con la Secretaría de Trabajo como árbitro, que implicó una suba salarial del 23,5%, en tres fases: 6% en maro; 4% en mayo, y 13,5% en agosto.

Agmer piensa sentarse a negociar no sólo la pauta para 2018 sino también la recuperación de la pérdida del poder adquisitivo del salario frente a la inflación.

Reunido en Gualeguay, la ciudad del saliente secretario general Fabián Peccín, este miércoles el congreso de Agmer se declaró “en estado de alerta permanente frente al escenario político, económico y laboral que atraviesa el país y la provincia”.

Los congresales, además, facultaron a la comisión directiva central de Agmer, que desde el 29 de este mes va a estar encabezada por Marcelo Pagani, quien se impuso en las elecciones del 2 de noviembre último,  para que “adopte las medidas tendientes a organizar las estrategias de lucha del colectivo docente, incluyendo entre ellas la posibilidad de no iniciar el ciclo lectivo 2018 en caso de que no haya una propuesta salarial que responda a las necesidades docentes y/o no se garantice que la ley jubilatoria no se toca”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.