Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que se desarrollarán este domingo implicará el uso de las instalaciones de 566 escuelas en la provincia, cuyos directivos tendrán una ocupación relevante en la organización del acto eleccionario.

El Consejo General de Educación dispuso que “en atención a los comicios que se celebrarán el domingo 13 de agosto en el marco de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, el Consejo General de Educación, informa que los 566 establecimientos afectados al acto eleccionario podrán suspender las clases del turno mañana”.

Según lo dispuso el organismo a través de la circular N° 18/2017, el lunes “tendrán  obligación de asistir de todas maneras, el personal directivo, obrero, de maestranza y de servicios auxiliares a fin de asegurar la ejecución de las tareas de limpieza y desinfección de los establecimientos escolares, con el objeto de garantizar la continuidad de las actividades en los turnos vespertino y nocturno”.

Los directivos, además, deberán estar en las escuelas en la apertura de las elecciones, el domingo.

Pero según una disposición de la Justicia Electoral no se les permitirá votar en la escuela que tienen a cargo, sino en el circuito que les corresponde. Pero como no pueden abandonar su escuela mientras se desarrollan las elecciones, en la práctica tendrán vedado el ejercicio del voto.

Así lo entendió la seccional Uruguay de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que hizo un reclamo público para que se modifique ese ordenamiento legal.

El gremio declaró su “sorpresa y repudio ante la decisión de la Justicia Electoral Nacional, que dispuso que los directores de escuela que se desempeñan como delegados electorales no podrán abandonar el edificio escolar durante el comicio a realizarse el próximo domingo 13 de agosto”.

“Esto significa que los docentes que ocupan los cargos de director de escuela en aquellos establecimientos en que se vota y que no están empadronados en el mismo establecimiento, no podrán votar”, advirtió el gremio.

En ese marco, Agmer Uruguay repudió “este avasallamiento de los derechos políticos de compañeros docentes y exigimos a las distintas fuerzas políticas que legislen acerca de este tema para garantizar que todos los ciudadanos tengamos pleno ejercicio de los derechos políticos”.

A la vez que reprochó la decisión de la Justicia Electoral, exigió que “que antes de los comicios se rectifique esta definición. De no cambiarse la disposición de la Justicia Electoral Nacional nos encontraremos con compañeros directivos que no solo ven recargadas sus funciones al tener la obligación de trabajar el día de los comicios desde antes del inicio del mismo hasta la finalización del escrutinio –lo cual genera una sobrecarga laboral- sino que también ven cercenado su derecho político a elegir sus representante”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.