La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), el mayor sindicato docente de la provincia, dio este lunes el sí a la última oferta salarial del Gobierno, un 11%, en tres tramos, más una suba del 20% en el adicional por transporte, lo que lleva el mínimo garantizado de bolsillo para el cargo testigo, el maestro de grado sin antigüedad, de $14.174 a $15.305.

Con la buena nueva, los representantes de Agmer, más la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), volverán este martes, a las 11, al despacho de la jueza laboral Gladys Pinto, que había dictado la conciliación obligatoria por 20 días hábiles, para rubricar el acta acuerdo que cierra la segunda paritaria del año 2018. La primera se clausuró en mayo, después de una larguísima discusión, y también en la Justicia: con el arbitraje del juez laboral José Reviriego.

La pauta salarial supone un 22% hasta septiembre, a lo que se agrega el 11% para el trimestre octubre, noviembre y diciembre: en total, un 33% anual.

La aceptación de la propuesta fue abrumadora entre los congresales. Según supo Entre Ríos Ahora, la votación final arrojó el resultado de 68 votos a favor y 38 en contra.

La decisión fue adoptada por el congreso extraordinario de Agmer, que este lunes se reunió en Valle María, departamento Diamante: el cónclave  resolvió aceptar la oferta salarial, aunque la declaró “insuficiente”.

La conciliación obligatoria, a pedido del Gobierno, fue dictada por 20 días hábiles el último 3 de noviembre.

El Gobierno acudió a la Justicia después de tres intentos fallidos por acordar una suba salarial para los dos últimos meses del ciclo lectivo con los docentes. Hasta septiembre, el Ejecutivo dispuso un aumento del 22%, y para octubre y noviembre ofreció un 7%, en dos tramos, más un 20% de incremento en el adicional por transporte. Después, ese índice se aumentó al 9%, más tarde, al 10%, aunque en todos los casos hubo rechazos de los gremios.

Antes, los gremios habían rechazado la oferta salarial presentada por el Gobierno en forma sucesiva tras tres encuentros en la Secretaría de Trabajo. Ante ese escenario, el Gobierno decidió pedir a la Justicia el dictado de la conciliación obligatoria. Así, acudió ante la titular del Juzgado Laboral N° 1, Gladys Pinto, que decidió actuar no sin antes mantener una polémica soto voce con su colega, el titular del Juzgado Laboral N° 3, José Reviriego, que intervino en el conflicto docente a comienzos de año.

La cuarta audiencia de conciliación ante la jueza Pinto se desarrollará este miércoles, a las 8.

Será después de tres sucesivos fracasos. La tercera audiencia de conciliación convocada por la jueza laboral  Pinto concluyó  sin acuerdo entre el Consejo General de Educación (CGE) y los gremios docentes que participan de la discusión, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet).

El Gobierno primero había propuesta un aumento del 7%, que se sumaría al 22% ya otorgado hasta septiembre. Pero no hubo acuerdo. Después, ofreció llevar ese índice al 9%, en tres tramos, y tampoco hubo aceptación. Este viernes llegó con la oferta de aplicar una suba del 10% sobre el 22% ya otorgado, pero los gremios volvieron a desairar al Gobierno. En la tercera audiencia, ofreció  un 10% en tres tramos: 4% en octubre, 4% en noviembre, y 2% en diciembre, más el 20% de incremento en el adicional por transporte. Y ahora un 11%, en tres tramos.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.