Los docentes de Concordia le plantearon hoy al gobernador Gustavo Bordet la necesidad de que el Poder Ejecutivo devuelva los montos descontados por paros realizados por los trabajadores de la educación.

El planteo lo formuló, a través de un petitorio, la conducción de la seccional Concordia de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) que le reclamó: “La inmediata devolución de los días descontados por el ejercicio del derecho a huelga constitucional. Consideramos desleal la aplicación de los mismos y la manera persecutoria en que se produjo en el marco de la mesa de negociación, trayendo malestar y desgaste innecesario a directivos y supervisores de los distintos niveles educativos. Estas prácticas de funcionarios en las Direcciones Departamentales de Escuelas, en plena disputa por lo salarial, solo lograron disminuir aún más los escasos ingresos docentes ante un contexto de aumento de tarifas y del costo de vida a nivel exorbitante”.

Los descuentos por días de paro que aplica el Gobierno se apoyan en una serie de directivas.

La principal, la directiva Nº 30, emitida en 2007 por el exgobernador Jorge Busti, que dispuso que los servicios administrativos contables sólo abonen los días efectivamente trabajados por los agentes del Estado.

Esa circular, la N° 30, impuso la determinación de “hacer cumplir el principio que se debe remunerar por prestaciones laborales efectivamente realizadas” por parte de los agentes del Estado.

El viernes 22 de agosto de 2008, la administración del exgobernador Sergio Urribarri reflotó la vigencia de aquella circular, a través del decreto N° 4.940, que estableció que el Ejecutivo podía tomarse hasta diez días para abonar los salarios a los activos, y hasta 20 días para los pasivos.

El artículo 4° de ese decreto “ratificó” la vigencia de la circular N° 30 dictada por Busti.

A esa disposición, le siguió el dictado de la resolución Nº 2.565, emitida por el Consejo de Educación en 2008, que creó el manual de funciones de los rectores y directivos de escuela, y les impuso como obligación, entre sus funciones, la de informar sobre ausencias por adhesión a las huelgas de parte de los docentes.

Luego, el 4 de agosto de 2016, aquella normativa se amplió con la publicación de la resolución Nº 2.566, también del CGE, que amplió el trabajo del personal directivo de las escuelas e incorporó un apartado en el que se incluyó entre “las funciones y responsabilidades del personal directivo”, la tarea de “realizar el control y carga de las asistencias del personal del establecimiento mediante el Sistema de Administración de Gestión Educativa (Sage)”.

El viernes 2 de marzo de 2018, Educación dictó la circular N° 05, que envió a todas las escuelas, a través de la cual recordó “la plena vigencia de la Resolución N° 2565/08 y su modificatoria N° 056/18 mediante las cuales se aprueba el Manual de Instrucciones para informar novedades en los establecimientos educativos y el Instructivo de control y carga de asistencia”.

Además de solicitar la derogación de esa normativa, Agmer Concordia le hizo saber al Gobernador del rechazo “a todo intento de reforma de la ley jubilatoria 8732/93 como un efectivo y sostenido compromiso en el tiempo que sume no solo a lo anunciado por su persona como Poder Ejecutivo en medios de comunicación, sino que se efectivice concretamente junto al de todos los funcionarios y legisladores del arco político al que representa. Es necesaria una clara contundencia en contra de todo avance en la armonización propuesta por el gobierno nacional ya que ésta atenta contra los derechos sociales conquistados por los trabajadores públicos de la provincia”.

También, Agmer apeló a que la Provincia pueda exigir “el cumplimiento de la Ley Nacional de Paritarias para dar respuestas a los conflictos pendientes en todo el país y el tratamiento de la Ley de Financiamiento Educativo que lleve del 6 al 10 % del PBI, destinada a garantizar la educación pública en condiciones dignas”.

 

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.