La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) convocó a una huelga de 48 horas para martes 4 y miércoles luego de que se venciera el ultimátum que le había puesto al Gobierno: convocar a negociar salarios antes del 30 de agosto.

Gobierno y sindicatos docentes sellaron el acuerdo salarial para 2018 el lunes 21 de marzo, en la sede del Juzgado Laboral N° 3, después de una serie de desencuentros que llevaron al Gobierno a pedir la conciliación obligatoria y así frenar la realización de huelgas al inicio el ciclo lectivo.

El acuerdo salarial supuso la aplicación de una pauta anual del 19%, en tres tramos:  el 8 % en marzo;  el 9% en julio; y el 2% a partir de septiembre. Además, el pago de una suma fija de $450  por cargo, con un tope de $900 , con una cláusula de revisión. Esa cláusula estableció que cuando la inflación superase ese 19%, se haría una revisión del acuerdo. Hasta julio último, según el Instituto Nacional de Estadística  y Censos (Indec), la inflación acumulada es del 19,6%.

 

 

El Gobierno pretende aplicar esa cláusula de revisión a partir del próximo día 13. En ese esquema, la huelga docente sobrevino sin discusión.

El paro docente fue resuelto el último 23 de agosto, en Rosario del Tala.

Ese día el congreso provincial de Agmer emplazó al Gobierno para que presente, antes del 30 de ese mes, una oferta de recomposición salarial que absorba la depreciación producto de la inflación. De no ocurrir así, el gremio irá al paro los días 4 y 5 de septiembre.

Aquel acuerdo salarial incluyó una cláusula de revisión: en caso de que el índice inflacionaria superase el porcentaje acordado, la negociación se reabriría. A julio último, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) midió una inflación acumulada del 19,6%, y por eso Agmer apura ahora al Gobierno a reabrir la negociación salarial.

El planteo ya lo había hecho el 5 de agosto el plenario de secretarios generales de Agmer, que emitió un duro pronunciamiento en el que exigió al Gobierno provincial la reapertura de la negociación salarial ante la disparada inflacionaria, reclamaron por el deterioro grave de la infraestructura escolar y alertaron respecto de las consecuencias del plan de ajuste que aplica la Nación sobre el sistema educativo.

El gremio demandó a la administración del gobernador Gustavo Bordet “la urgente reapertura de la discusión salarial” ante “el estado crítico de la educación pública y del poder adquisitivo de los trabajadores docentes, teniendo presente que el acuerdo paritario firmado el 21 de mayo incluye la cláusula de monitoreo de la inflación y que la misma superará de manera inminente el porcentaje de recomposición anual otorgado”, un 19% en tres fases.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.