La decisión del Consejo General de Educación (CGE) de bajar de categoría a casi 140 escuelas primarias de la provincia y suprimir cerca de 50 cargos de maestros alfabetizadores restará 450 cargos docentes.
Aproximadamente 350 cargos se darán de baja el primer día de septiembre; otros 50, a partir del ciclo lectivo 2017. A eso, se agregan otros 50 que ya se dieron de baja producto de la supresión de los cargos de maestros alfabetizadores.
El cálculo lo hizo Gustavo Blanc, secretario general de la seccional Uruguay de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).
La resolución N° 2.618, del 10 del actual, dispuso esa recategorización de escuelas, basado en un criterio numérico.
Educación aplica un reglamento de 1991 para bajar o subir de categoría a las escuelas. Se trata de la resolución N° 1.191, dictada el 13 de junio de 1991, que puso en vigencia el “Reglamento para la clasificación de las escuelas primarias, diurnas y comunes”. Son cinco las categorías: a) primera categoría, con más de 450 alumnos con asistencia media, y un cargo de director, dos vicedirectores y dos secretarios sin grado a cargo; b) segunda categoría, con matrícula de entre 301 a 450 alumnos, y los cargos que cuentan son un director, dos vicedirectores y un secretario; de 201 a 300 alumnos, un director, un vicedirector y un secretario; c) de tercera categoría, de 151 a 200 alumnos, cuentan con un cargo de director y un secretario; de 101 a 150 alumnos, sólo un cargo de director; de cuarta categoría, con entre 18 y 100 alumnos, cuentan con un cargo de director pero con grado a cargo (cumple las dos funciones); y las escuelas de personal único, con hasta 17 alumnos de asistencia media, un director con grado a cargo.
En principio, estaba previsto que la medida entrara en vigencia en 2017, pero el 26 del actual el CGE emitió la resolución Nº 2.860 que dispone que las escuelas primarias que bajan de tercera a cuarta categoría y de cuarta a personal único hagan efectiva esa baja desde este jueves 1°.
“O sea que la nueva resolución firmada por José Luis Panozzo y los vocales políticos adelanta el ajuste y determina, por ejemplo, que escuelas que estaban funcionando con cuatro docentes pasen a funcionar con uno solo a partir de esta semana y otras escuelas que funcionan con ocho docentes pasen a tener 4 desde el 1º de septiembre”, señalaron desde Agmer Uruguay.
“Esta baja de categoría se realizó con criterios neoliberales y se basaron en la mala aplicación de una resolución de principios de los noventa y desconociendo conceptos de la Ley Provincial y la Ley Nacional de Educación. El problema no es sólo la pérdida de cargos y fuentes laborales, lo que es gravísimo, sino también que deja a los niños entrerrianos con 350 cargos menos para educarlos. Grave para los docentes y para los chicos de esas escuelas”, agrega.
En el mismo sentido se expresó la Agrupación Rojo y Negro de Agmer, que indicó que todas las “descategorizaciones” se hicieron en base a “criterios tecnocráticos de los años noventa”.
“Ningún trabajador de la educación sobra en las escuelas entrerrianas, tampoco sobra ningún cargo docente. Menos aún sobran ante la realidad social de nuestra provincia, que demanda aún más intervención y sostén de instituciones como las educativas.
El ajuste en educación no sólo está en marcha sino que, además, el CGE lo profundiza día a día desde hace algunas semanas y las consecuencias de semejante decisión pesarán sobre los entrerrianos de forma inmediata si esta avanzada no encuentra un freno.
Hacemos absolutamente responsable al gobierno y, particularmente, al presidente del CGE José Luis Panozzo de las consecuencias de este ajuste y llamamos a movilizarnos para defender la escuela entrerriana”, dijeron desde la Rojo y Negro.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.