El Concejo Deliberante de Gualeguaychú creó, por ordenanza, la figura de Embajadur de la Cultura.
Fue mediante la sanción de la ordenanza N° 2.809/16 que se creó la distinción Embador de la Cultura de San Antonio de Gualeguay.
El predmio es un reconocimiento del Concejo Deliberante a personas que “incansablemente trabajan en defensa y propagación de las raíces culturales, haciendo que los pueblos mantengan sus tradiciones”.
“Es un honor para el Cuerpo Legislativo haber seleccionado para esta primera designación como Embajador de la Cultura de nuestra ciudad al señor Mario Alarcón Muñiz, periodista, escritor dentro de la variedad de actividades que desarrolla relacionadas con la cultura popular entrerriana, poseedor de importantes premios por su labor en diversos medios radiales, televisivos y escritos de nuestra provincia; es un luchador por la libertad de expresión, el periodismo independiente y los derechos humanos, participó en política, conductor en la actualidad del reconocido programa de radio ´La Calandria´, que se emite por el Sistema Integrado de Radio UNER (Paraná – Concordia – Concepción del Uruguay)”, destacó el cuerpo deliberativo.
La ordenanza fue sancionada por el Concejo el 19 de agosto, y la primera distinción se entregó este viernes. Alarcón Muñiz recibió su designación como Embajador de la Cultura de Gualeguay de manos del presidente del cuerpo delibetativo, Mauricio Balbuena.
Un digno reconocimiento para un hombre que soportó como nadie el desprecio y el ninguneo de parte de un ministro, Pedro Báez, durante el urribarrismo.
Fue corrido a instancias de Báez de una radio, de un diario y del Festival de Jineteada y Folclore de Diamante, por representar el universo cultural que el ex ministro desdeñaba.
Raro. Mario Alarcón Muñiz fue distinguido por el Senado de la Nación en función de una vida de aportes desde la divulgación y el saber. Y ahora es Embajador Cultural de Gualeguay.
A pesar de los pesares de Báez.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.