La Justicia allanó este lunes el boliche Van Gogh, en calle Liniers 318, propiedad del empresario de la noche Nelson Lafauci, tras la denuncia presentada por los padres de una menor que fue ingresada a una clínica privada de la ciudad con un cuadro de intoxicación alcohólica y que en estos momentos se encuentra en la unidad de terapia intensiva.

Lafauci terceriza su boliche. “Organiza tu peña en Van Gogh. Generá buenas ganancias. Tenemos los mejores costos”, anuncia el local en su fanpage de Facebook. Como parte de esa tercerización, el viernes un grupo de adolescentes organizó una fiesta, donde hubo consumo excesivo de alcohol, en abierta violación de las ordenanzas municipales, consecuencia de lo cual 7 menores resultaron con algún tipo de malestar.

Según publicó el sitio Análisis Digital, “a poco de iniciada la fiesta nocturna, por lo menos 7 menores, a los que se les había vendido alcohol, comenzaron a vomitar y a desmayarse en los baños (porque también hay un joven que se vio afectado) y luego continuaron con idéntica descompostura en sus respectivos domicilios. Una de las jóvenes fue derivada a la clínica Modelo de Paraná y terminó en sala de terapia intensiva, hasta donde permanecía hasta anoche, a última hora. El adolescente afectado fue derivado al Hospital San Martín”.

La investigación de qué fue lo que ocurrió en esa fiesta y cómo fue posible que se vendiera alcohol a menores quedó a cargo del fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, quien recibió la denuncia el domingo, y este lunes ordenó un allanamiento en el boliche Van Gogh. De momento, no hay resultados del allanamiento, aunque entre el viernes, cuando fue la fiesta de los menores, y este lunes, que se produjo el allanamiento, el boliche funcionó el sábado.

El trámite judicial fue en busca de las bebidas vedette entre los adolescentes: vodka y licor de melón.

¿Clausura municipal?


 

La fiesta del descontrol en Van Gogh incluyó la venta de alcohol a menores, algo expresamente prohibido por el ordenamiento actualmente vigente en Paraná.

La ordenanza 8.385  fue sancionada en 2002 y promulgada en 2003, durante la gestión de Sergio Varisco. Prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años en la ciudad. Y, además, prohíbe el expendio de este tipo de bebidas de 0 a 8 horas “en los establecimientos comerciales que giran en los rubros quioscos y/o ventas de productos alimenticios, que no cuenten con habilitación municipal para el consumo de bebidas en el lugar”.

Bajo ese ordenamiento, desde la Municipalidad de Paraná se ordenó la “clausura preventiva” del boliche Van Gogh, según indicó el asesor legal del gobierno de la ciudad, Walter Rolandelli.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.