El diputado provincial José Ángel Allende (FPV), titular de la Unión dl Personal Civil de la Nación (UPCN), faltó hoy a la cita en Tribunales.

Allende estaba citado a prestar declaración indagatoria a las 10 ante el fiscal Álvaro Piérola en una causa por amenazas que habría proferido contra el periodista Martín Carboni.

El legislador arguyó problemas de agenda de su abogado, su sobrino, Marcos Rodríguez Allende, quien debió atender otra audiencia.

De momento, la Fiscalía no fijó fecha para una nueva audiencia en Tribunales. Aunque el trámite se resolverá “en breve”, según dijeron fuentes de la Justicia.

Una frase dicha durante una entrevista en radio La Voz –“no vaya a ser que pase lo de Cabezas”, en alusión a Carboni—derivó en la apertura de una causa judicial por amenazas contras el diputado Allende.

Eso dijo Allende en una conversación radial que mantuvo a fines de mayo con el ex diputado provincial Rubén Almará, por radio La Voz. En ese diálogo, soltó la amenaza aludiendo al asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas (1997), cuya autoría se le atribuyó al empresario Alfredo Yabrán, quien se suicidó en mayo de 1998.

Noticiauno publicó una serie de notas respecto de los manejos en el Ministerio de Salud hechos por el extitular del área, Ariel de la Rosa, funcionario que el viernes presentó la renuncia luego de un escandaloso incidente que tuvo lugar en la Colonia de Salud Mental de Diamante, y en la que se vieron involucrados cinco dirigentes de UPCN, que fue el brazo político y sindical en el que se apoyó el exministro.

Antecedente


No es el primer incidente. En diciembre, ocurrió en el Hospital Santa Rosa, de Villaguay, y en mayo, en la Colonia de Salud Mental de Diamante. Allí, el sindicato pretendió que la directora, Noelia Trossero, diera marcha atrás con la decisión de dar por concluida una suplencia extraordinaria a la delegada sindical Yanina Migueles.

En el entredicho, terció De la Rosa, y lo hizo a favor de Migueles, una enfermera que se había negado a cumplir directivas y que además tiene dos expedientes abiertos en Salud, uno por administrar medicamento en forma errónea a los pacientes. Como las presiones no produjeron ninguna reacción en Trossero, cinco dirigentes de UPCN fueron hasta Diamante y amenazaron a la funcionaria.

El hecho derivó en la detención de cinco dirigentes del gremio, Fabián Monzón, secretario adjunto de UPCN y uno de los siete directores del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper); la secretaria gremial, Carina Domínguez; José Zarza, Guillermo Barreira y Zunilda Suárez.

Los fiscales Laureano Dato y Gamal Taleb imputaron a los gremialistas por coacción agravada, calificación legal que también alcanzó  al ex ministro de Salud Ariel de la Rosa. Además, el juez de Garantías de Diamante, Julián Carlos Vergara, dictó la prisión preventiva por 15 días, en la modalidad domiciliaria, a los dirigentes Monzón, Zarza y Barreira.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.