El pedido de Buses Paraná, el consorcio que reúne a las empresas Ersa Urbano SA y Transporte Mariano Moreno SRL -y que tiene la concesión del servicio de colectivos en la ciudad-, de elevar el precio del boleto a $40 no prosperaría, aunque las autoridades ya barajan un valor que estaría cercano a los $30.

El pedido de recomposición de la tarifa deberá ser evaluado por el Concejo Deliberante luego del dictamen del organismo de monitoreo y control de la concesión Sistema Intregral Transporte Urbano (SITU), que ya tiene en agenda el pedido de las empresas. En principio, habría dictamen favorable para elevar la tarifa de los actuales $20 -aunque desde el 1° de agosto, con la quita del subsidio municipal se irá a $22,80- a una cifra cercana a los $30.

Pero además del dictamen del SITU y de la aprobación, luego, del Concejo Deliberante, se requerirá una medida en igual sentido por parte de la Dirección de Transporte de la Provincia, que tiene jurisdicción sobre la zona metropolitana, Oro Verde, Sauce Montrull, Colonia Avellaneda y San Benito, que cubre Ersa Urbano con las líneas  4, 6, 12, 15, 20 y 22. Hoy, en la reunión del SITU que se realizó en la Casa de la Costa, en la zona de Puerto Nuevo, estuvieron presentes funcionarios de Transporte de la Provincia, los intendentes José Luis Dumé (vecinalista, Oro Verde); Exequiel Donda (Cambiemos, San Benito) y Edgardo Dellizzotti (peronista, Colonia Avellaneda), y el tema quedó planteado.

También estuvo el diputado provincial Esteban Vittor (Cambiemos) porque el gobierno de la ciudad quiere el acompañamiento de la Nación, en particular del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, para conseguir la restitución de los subsidios al transporte que se quitaron en 2018. Se trata de una cifra que se calcula en el orden de los $14 millones la mes. De ese modo, se busca encontrar una salida en el ámbito de la Municipalidad, y se descarta la vía del procedimiento preventivo de crisis que ahora analiza la Secretaría de Trabajo, con vigencia hasta el 5 de agosto.

El SITU se volverá a reunir otra vez este miércoles ya con los estudios de costo que harán los especialistas de Cambiemos y del Frente para la Victoria y que pondrán sobre la mesa. En el ínterin, la administración del intendente Sergio Varisco remitirá al Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza de declaración de la emergencia en el servicio, y para eso pedirá que esa medida sea acompañada por los intendentes de la región metropolitana.

 

Varisco rechaza una deuda


En la reunión del SITU de este lunes se hizo presente, por primera vez, el intendente Varisco, y lo hizo para refutar, de modo enfático, el reclamo de Buses Paraná respecto de una deuda de $60 millones que mantendría el municipio con las empresas de colectivo.

“Me interesaba estar personalmente para desmentir esa infamia de que el Municipio debe plata a las empresas; ni se planteó, ni debemos un peso. Al contrario, el Municipio subsidió el sistema en el último mes en unos $12 millones, pero son recursos que tenemos que recuperar y ya recuperamos para el tesoro. Ahora, las empresas no plantearon absolutamente nada de la deuda, esto es una infamia porque es pretender ir sobre el eslabón más débil de la cadena que es el Municipio y decir que adeuda”, sostuvo Varisco.

El intendente habló públicamente de la posibilidad de la emergencia en el servicio de colectivos. “Hay que ver si se hace la declaración de emergencia. Lo que nosotros pretendemos es ver la opinión de los Municipios como Oro Verde, Colonia Avellaneda, Sauce Montrull, San Benito, que también están afectados por este sistema. Queremos aclarar, en primer lugar, que el Municipio ha cumplido todos los requisitos; y en segundo lugar, que, salvo las ciudades de la provincia de Buenos Aires que han mantenido el subsidio, está en crisis todo el sistema”, apuntó.

Dijo que la quita de los subsidios al transporte, que empezó a operar el 1° de enero de 2019, “ha puesto en crisis al sistema en todo el país. Hay provincias que no tienen servicios de colectivos, que se ha declarado la emergencia. Me parece que la solución va a pasar en reconsiderar los fondos que se les envían a todas las ciudades y especialmente a Paraná”.

“Es una situación de crisis económica a nivel nacional, que en el caso del transporte tiene su particularidad porque se han quitado todos los subsidios. Nosotros hemos mantenido y mantendremos la concesión, orgullosos de todos los beneficios sociales que da el Municipio, por un lado; la tarjeta SUBE por el otro que hemos conseguido nosotros de tener, fundamentalmente, el servicio de transporte urbano más barato del país”, planteó Varisco.

Y concluyó: “El reclamo de las empresas ha sido la falta de adecuación de la tarifa y mi tarea es defender los intereses de los usuarios. La empresa, de acuerdo a lo que decía su contadora, a partir del aumento del dólar, a partir de la inflación, están en una situación que han firmado paritarias salariales que hoy no la pueden cumplir. Nosotros hemos protegido a los trabajadores y cuando hicimos la licitación, exigimos que todos los trabajadores continúen con su fuente laboral; así que vamos a mantenernos en eso”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.