El colectivo Apostasía Colectiva Entre Ríos convocó a una nueva “apostasía colectiva”, para este viernes, a las 11, en las puertas del Arzobispado de Paraná.

Será una acción que es posterior al primer encuentro nacional de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico -del último fin de semana- y previa al inicio del juicio oral al cura Justo José Ilarraz, por los abusos en el Seminario Arquidiocesano, proceso que comienza el lunes 16, a las 9.

“Si fuiste bautizado y la institución no te representa, podes pedir que te anulen de sus registros de fieles”, dice la convocatoria.

En 2017 este tipo de convocatorias tuvieron un alto impacto.

A comienzos de julio del año último, el entonces vicecanciller de la curia, el sacerdote Sergio Hayy, atendió, en forma personal, a las varias decenas de personas que, luego de una convocatoria de Apostasía Colectiva, llegaron hasta el Arzboispado de Paraná.

“Yo apostaté”, y “Yo apostaté con Francisco como papa” eran los carteles que exhibían los que se juntaron a firmar y luego, en conjunto, ingresar a la curia y presentar, uno a uno, los formularios.

La apostasía es la renuncia a las creencias religiosas, y en la Iglesia Católica, supone un trámite formal que requiere de parte de las autoridades eclesiásticas que se “borre” de los archivos el nombre de la persona que, cuando bebé, fue bautizado, y que ahora decide no ser más parte de la grey.

Luego, la Iglesia, atendiendo al pedido del renunciante bautizado, comunicará oficialmente que recibió la petición y, después, enviará una carta en la que dirá que “atendiendo a su pedido, se ha emitido el Rescripto Nº DI … del Sr. Arzobispo de Paraná por el cual se determina este cambio registral en su acta de bautismo en el Libro de la Parroquia … . Acto formal de Defección de la Iglesia”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.