La jueza de Garantías Elisa Zilli aplicó hoy 21 días de arresto domiciliario al secretario de Medios de la Municipalidad de Paraná, José Escobar.

Escobar había sido detenido el lunes por la tarde y alojado en la Alcaidía, y este martes se desarrolló en Tribunales la audiencia en la que la Fiscalía expuso las razones por las cuales pidió la privación de la libertad del funcionario.

De ese modo, la magistrada no hizo lugar al pedido del fiscal Álvaro Piérola que solicitó que se le apliquen 21 días de prisión de cumplimiento en la Unidad Penal de Paraná.

La Fiscalía reprocha a Escobar un “entorpecimiento” de la investigación judicial al haber borrado mensajes de su teléfono celular cuando fue allanado en su domicilio, lo que fue considerado como prueba en el marco de una causa por coacciones que inició el periodista Daniel Enz, de la revista “Análisis”.

Escobar también está siendo investigado por una denuncia formulada en su contra por la viceintendenta Josefina Etienot tras la fracasada sesión del Concejo Deliberante del 11 de junio último. Etienot consideró que Escobar junto a otros funcionarios promocionaron la presencia de un barra que entorpeció el desarrollo de la sesión, que debió ser levantada luego del retiro de los ediles del Frente para la Victoria.

“Entiendo que se verifica la existencia del riesgo de entorpecimiento de la investigación”, dijo la jueza Zilli, consideró que en coincidencia con el defensor de Escobar, Franco Azziani Cánepa, que “existen otras medidas menos gravosas que el encarcelamiento efectivo que se solicita”. La magistrada consideró que la prisión domiciliaria puede servir de medio para evitar el riesgo procesal de afectación de los testigos que restan ser entrevistados en la causa.

Zilli dijo que con la prisión domiciliaria se podrán “aventar” los riesgos de entorpecimiento de la investigación que plantearon los fiscales Álvaro Piérola y Juan Francisco Ramírez Montrull.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.