La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) salió a denunciar públicamente situaciones de violencia de género que ocurren hacia el interior del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) y responsabilizó por esos hechos al director obrero Gabriel Abelendo, miembro de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).
Norma Alonso, del área de género de ATE, responsabilizó por esos hechos, primero, el titular del Iafas, José Spinelli, pero por sobre todo al director obrero representante de UPCN. “Nosotros como gremio hacemos responsable de estos hechos al presidente del Iafas. Pero, también acá hay un director que, muy entre comillas, es representante de los trabajadores, y que es responsable de este hostigamiento que sufren las mujeres”, aseguró la dirigente.

iafas3
La violencia verbal la soportan las mujeres de distintas áreas del Iafas, y se traduce en traslados compulsivos, cambios de horario, baja de categoría o el confinamiento a puestos de menor ingreso. Todo eso, dicen en ATE, cuando la trabajadora se resiste a acatar los lineamientos gremiales de Abelendo.
“Tomamos un primer indicio de que dentro del Iafas se estaban sucediendo una serie de hechos de violencia contra las compañeras –relató Alonso–. Ante esa situación, pensamos, como primera medida, pedir una audiencia con el presidente para ver cómo resolvíamos. Pero cundo profundizamos, vemos la gravedad de los hechos que ocurren, de una magnitud tal que las compañeras están poneindo en peligro su salud física y psicológica. Prefieren renunciar a su trabajo para no volver al lugar donde son hostigadas. Y esto, porque no responden a determinados lineamientos de una parte del directorio”.
Abelendo accedió a un cargo en el directorio de Iafas luego de las elecciones del 30 de junio último, cuando se impuso la lista de UPCN.
Aunque se trata de una figura polémica. Antes, había sido cesanteado del organismo.
A comienzos de febrero de 2009, ATE hizo pública la situación del dirigente de la UPCN.
Abelendo, quien entonces se desempeñaba en el casino, fue filmado por las cámaras en una maniobra irregular. Se le inició un sumario, que concluyó en su cesantía. Aunque después debieron reincorporarlo, mientras el Iafas realizaba una presentación en la Justicia para conseguir el desafuero.
Pero el desafuero no ocurrió, y Abelendo fue reincorporado.
Esa vez, ATE planteó el “incumplimiento” por parte del Iafas del decreto Nº 832/05, que dispuso la cesantía de Abelendo. En su artículo 3º, esa norma fijó: “Imponer al empleado Gabriel Abelendo, pagador del Casino Paraná, legajo Nº 103.403, categoría 09, la sanción de cesantía de los cuadros administrativos del Estado, por haber quedado su conducta subsumida en la causal de negligencia manifiesta y faltas graves en el desempeño de sus funciones, prevista por el artículo 40º inciso e) del decreto Nº 5703/93”.
Antes de las últimas elecciones para director obrero en Iafas, ATE volvió a exhibir el pasado de Abelendo.
En un duro documento, ATE Entre Ríos planteó que Abelendo fue “sumariado por el robo de fichas del Casino Paraná, información que se encuentra en la Resolución 0242 de fecha 3 de marzo de 2004 y cesanteado en fecha 5 de Julio de 2005, decreto 0780 quien actualmente, y debido a extrañas formas de aplicar los fueros gremiales se desempeña con cargo jerárquico de Supervisor de Juegos de Casinos”.
Ahora, ATE vuelve a apuntar a Abelendo, y más aún, al presidente de Iafas.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.