La comisión directiva de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) elevó al intendente de la ciudad Sergio Varisco un pedido forma de pago de un bono especial de $5.000 para fin de año.

El beneficio, planteó ATE, debe alcanzar “az todos los empleados municipales, cualquiera sea su modalidad contractual y situación de revista, como así también solicitamos se haga extensiva al sector de jubilados de la Municipalidad de Paraná”.

“Si bien se realizaron las correspondientes paritarias, actualmente se sufre una caída en el poder adquisitivo de nuestros salarios debido a que los índices de precios han superado lo logrado en dicha negociación. Y considerando que desde nuestro gremio se viene solicitando una reparación histórica del salario caído durante varias gestiones, son causas y motivos suficientes para hacer tal petición”, dice el texto de la petición que firma Roberto Carlos Alarcón, secretario general de ATE de la Municipalidad.

Igual pedido hizo ATE al Poder Ejecutivo Provincial para todos los trabajadores de la Administración Pública.

Así, el gremio se constituyó en la primera entidad sindical en demandar un pago extra de fin de año. Oscar Muntes, secretario general de ATE, explicó que la idea es que se entregue un bono de $5.000 para los trabajadores estatales entrerrianos.

 

En ese sentido el dirigente afirmó “no lo vamos a dejar de solicitar en nuestro mandato”, no es una demanda nueva, incluso el reclamo apunta a recuperar la pérdida del poder adquisitivo ante el proceso inflacionario. Según estadísticas elaboradas por el gremio, una familia tipo -compuesta por dos adultos y dos niños- requiere como mínimo de 16.000 pesos para adquirir la cantidad de bienes y servicios que componen la Canasta Básica Alimentaria.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.