El plenario de secretarios generales de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) rechazó la última oferta salarial del Gobierno, un 17%, en tres tramos, con un piso mínimo garantizado para marzo de $13.500, y de $15.000 para julio.

En el encuentro, el secretario general de la entidad sindical, Oscar Muntes,  brindó un informe del último encuentro paritario llevado a cabo el  10 de abril, en el que los representantes del Estado presentaron una propuesta con algunas modificaciones, las que se sintetizan en un incremento salarial que si bien se mantiene en un 17 % en tres tramos, ahora sería el 8 % en marzo, 6 % en julio —ante era agosto— y 3 % en octubre con clausula de revisión. En relación al mínimo garantizado la oferta es de 13.500 pesos para marzo y de 15.000 pesos para julio.

En esa reunión paritaria, que se desarrolló en la Secretaría de Trabajo, el Gobierno “no brindó respuestas positivas y, en algunos casos ni siquiera respuestas, a varios de los puntos planteados por ATE en la propuesta integral al inicio de las paritarias, como por ejemplo la inclusión de los contratados de obra en el mínimo garantizado, con un plan de regularización en camino para terminar con la precarización, las medidas a llevarse adelante para efectuar las recategorizaciones y la derogación de las normativas ilegítimas e inconstitucionales impuestas para cercenar  la libertad sindical”, según reseñó el gremio.

En ese contexto, el ATE definió rechazar la propuesta y poner en marcha un plan de lucha que inicia este viernes 13 de abril y contempla dos horas de asamblea diarias por turno hasta el próximo jueves y, de no encontrar una oferta que mejore “de forma contundente e integral las propuesta que han venido presentando los paritarios del gobierno”, continuará de dicha forma hasta el próximo 27 de abril, día en que se llevará adelante un paro provincial con movilización en confluencia con la multisectorial.

“En caso que el gobierno continúe con la posición de mantener una propuestas sesgada y que no contempla las necesidades del conjunto de los trabajadores, se instalará una carpa frente a Casa de Gobierno para mantener la pelea colectiva por las necesidades de los trabajadores, contra los tarifazos, ajustes y medidas antipopulares impulsadas por el gobierno nacional que en muchas situaciones son acatadas y acompañadas por el gobierno provincial”, anunciaron desde el sindicato.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.