El gran paso ya se dio. Con una inversión que supera los 54 millones de dólares, se construyó la Estación Transformadora Gran Paraná 500/132 kV, que dará seguridad, calidad e independencia en el servicio eléctrico en un horizonte de 20 años a más de 1 millón de usuarios, como así también respuesta a nuevas demandas, tanto industriales como comerciales y residenciales. Pero después de la gran obra, resta completar las “obras menores”. El tendido de la red. Ahora están en construcción las líneas de 132 kV necesarias para vincular esta estación transformadora con las ya existentes -Paraná Norte, Oeste, Crespo y El Pingo-, todas de 132 kV. Eso es lo que se está haciendo ahora, y por eso todo está en obras en el Acceso Norte, próximo a la gran estación transformadora. Los postes plantados, los hoyos en el suelo, indican que algo está por cambiar.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.