El exministro de Cultura de Sergio Urribarri, el actual diputado provincial Pedro Ángel Baéz (Frente para la Victoria), no pudo evitar referirse al paro que llevan adelante hoy las centrales obreras en contra del gobierno del presidente Mauricio Macri, y posteo este mensaje en su muro de Facebook: “El paro general lejos de ser una medida destituyente como la califican desde el gobierno, es una política de absoluta responsabilidad cívica. …las únicas víctimas siempre las pone el pueblo”.

Su agrupación política, Luche y Vuelve, dijo más: “El paro nacional de este jueves es la expresión de resistencia de los trabajadores organizados ante los atropellos del poder real que gobierna nuestro país”.

En 2012, cuando gobernaba el kirchnerismo y Báez formaba parte del gobierno de Urribarri, hacía otra lectura de los paros. En particular, contra el camionero Hugo Moyano y sus medidas de fuerza. “La primera lectura que nos deja es que el pueblo trabajador no está con ánimos de hacerle paros a este gobierno y de movilizarse en contra de este gobierno”, decía Báez.

Y manifestó su “dolor como peronista” que “trabajadores y dirigentes sindicales le hagan paros a un gobierno peronista”. “En este caso, absolutamente injustos”.

El paro general del 20 de noviembre de 2012, mereció la siguiente reflexión del entonces gobernador Urribarri: le dijo a Hugo Moyano que “si tiene otro modelo de país para ofrecerle a los argentinos cuente cuál es y se presente como candidato, así dejamos de pensar que es un chirolita al servicio de Clarín y la Sociedad Rural”.
“Estos dirigentes con evidentes problemas de memoria se juntan con lo más conservador del ruralismo y se olvidan del proceso iniciado en 2003 del que fueron y son protagonistas centrales los trabajadores”, advirtió Urribarri, antes de enumerar logros de las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner y ratificar: “Nada ni nadie nos hará cambiar el rumbo”.

Urribarri consideró a los dirigentes que convocaron a la medida de fuerza “idiotas útiles que se prestan al juego de las corporaciones que tanto daño le hicieron a la clase trabajadora en la historia del país y que hoy tratan de defender una concentración mediática que condicionó a todos los gobiernos democráticos y fue socia de la dictadura genocida. Eso se terminó, ellos lo saben, y por eso no deja de sorprender el grado de confusión que tienen Moyano y compañía”.

El tiempo pasa y las opiniones van cambiando.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.