La causa judicial que trata de dilucidar el paradero del empresario Omar Benvenuto, dueño de la firma Inprocil, en Gualeguay, de quien se perdió todo rastro el 27 de octubre, y de quien nada se sabe hasta el momento, se coló en la audiencia que convocó este jueves la Comisión de Acuerdos del Senado para escuchar a los candidatos a ocupar cargos de fiscales auxiliares en la Justicia.

Pasado el mediodía, fue el turno del fiscal auxiliar de Gualeguay, Ignacio Nicolás Boris Telenta, hoy a cargo, junto a Agustín Gianini, de la causa Benvenuto. El caso está caratulado como “averiguación de paradero”, y todavía, aún después de que se allanaran propiedades del exintendente Luis Erro y del exsenador provincial Hugo Lesca, no avanza.

En realidad, lo que se sucede en torno a la investigación judicial por el caso Benvenuto son pequeños escándalos que entorpecen el trabajo de los fiscales.

Lo que más llamó la atención, y más críticas sumó, fueron  los allanamientos en propiedades del exsenador radical Hugo Lesca y del ex intendente peronista Luis Erro.

Las actuaciones, autorizadas por la jueza de Garantías de Gualeguay, Alejandra Gómez, se llevaron a cabo entre el viernes 3 y el sábado 4 de noviembre y generaron una tormenta política provincial.

Ambos dirigentes rechazaron los procedimientos judiciales. Erro dijo que le pareció “una vergüenza semejante circo”; mientras que el actual coordinador del Gabinete del intendente de Gualeguay, Federico Bogdan (Cambiemos),  la calificó de una “humillación”.

La última novedad respecto de esos allanamiento es lo que admitió hoy el fiscal Telenta en el Senado: que los cruces de llamados que la Policía dio como ciertos entre Erro y Lesca días previos a la desaparición de Benvenuto no existieron. “Fueron un error”, admitió Telenta, visiblemente ofuscado, ante los senadores.

En el caso Benvenuto primero intervino Telenta por cuanto el fiscal que debía tomar la causa, Agustín Gianini no se encontraba en Gualeguay el día de la presentación de la denuncia. “Me hice  cargo de las primeras diligencias. Luego, intervino Agustín Gianini, y después, por  decisión del fiscal coordinador (Dardo Tórtul) y para poner a disposición todos los recursos, también intervengo”, contó Telenta ante los senadores de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos.

Luego, admitió que lo de los entrecruzamientos de llamados entre Lesca y Erro partió de un error. “Según un informe de entrecruzamiento de llamadas que nos dio la Policía, nos dijo que hubo comunicaciones de las personas que fueron allanadas. Luego, supimos que esas llamadas no existían, que fue un error de los funcionarios policiales que confeccionaron las informaciones. Pero quiero dejar en claro que hayan existido o no esas llamadas,  existían sobrados fundamentos para los allanamientos, no solo por los entrecruzamientos”, dijo el fiscal.

Entonces, el senador Roque Ferrari, presidente del bloque de Cambiemos, quiso saber si errores como esos eran habituales en el trabajo judicial.

“Es la primera vez que me pasa”, admitió Telenta.

Otro integrante de Cambiemos, Raymundo Kisser, quiso saber si los fiscales de Gualeguy no habían “perdido objetividad” en el caso Benvenuto, a juzgar por las declaraciones a los medios sobre la marcha de la investigación. En particular, preguntó respecto de las aseveraciones que hizo Gianini a Entre Ríos Ahora en torno a la situación procesal de Lesca, y el pronto llamado a indagatoria.

Telenta sintió que le hacían preguntas que no correspondía, y contestó sin diplomacia. “El fiscal puede dar las opiniones que crea, es grande, sabe lo que hace,. El norte que tenemos los fiscales cuando hablamos con la prensa es no adelantar las medidas que se van a tomar”.

Kisser insistió y dijo que veía “sobreactuación de los fiscales”. Telenta le respondió que “una persona que sea llamada a declaración de imputado, está muy lejos de la condena social. La indagatoria es el primer acto de defensa”.

El presidente de la Comisión de Acuerdos, Lucas Larrarte (FPV), quiso saber si debido al error del entrecruzamiento de las llamadas se había dispuesto una investigación. “Se inició una investigación desde la Fiscalía para determinar responsables”, contestó Telena.

Esa causa quedó en manos de otro fiscal, Eduardo Santo.

Telenta se retiró tal y como había ingresado: con el humor puesto al revés.

 

 

 

 

Foto: Gentileza Rubén Muñoz, Vicegobernación

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.