El arquero del Club Patronato, y concejal paranaense por el Frente para la Victoria (FPV), Sebastián Bértoli viajó a Strobel y mantuvo una charla con los chicos y los padres del Club Deportivo y Social, que el sábado, en el partido frente a Unión, en el Estadio Presbítero Grella, fueron salvajemente agredidos por los barra.

Los jugadores fueron a pedir disculpas por las agresiones de la barra.

Bértoli, capitán del equipo, viajó acompañado por el defensor Walter Andrade y el exjugador Gabriel Graciani,y se trata de la primera reacción del club tras los graves incidentes del sábado, que ahora son investigados por el fiscal Ignacio Aramberry.

Un día antes de la visita de Bértoli, Andrade y Graciani, el gobernador Gustavo Bordet, y tres ministras de su gabinete -Rosario Romero, de Gobierno; Sonia Velázquez, de Salud; y Laura Stratta, de Desarrollo Social- mantuvo un encuentro con integrantes del Club Strobel y con los chicos que habían ido al estadio como parte de un programa oficial del gobierno, “Los gurises van a la cancha”.

El lunes, en su visita a Strobel Bordet explicó que “quisimos estar aquí hoy presentes en las instalaciones del club para manifestarle el total apoyo a las familias y a la institución por los hechos lamentables que tuvieron que vivir el fin de semana”.

“Hay que tener una tolerancia cero para con los barra bravas y para con estas acciones de violencia”, reiteró Bordet y se refirió a los aportes económicos que realiza el gobierno a los clubes que compiten en grandes ligas: “No queremos que ese dinero vaya para fomentar este tipo de acciones sino para que se haga deporte, se formen jóvenes y haya instituciones que sirvan para contener socialmente a nuestros niños y a las familias”.

 

 

Foto: Rojinegro Htvv

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.