La administración del intendente Sergio Varisco decidió barajar y dar de nuevo en la polémica desatada en torno al aumento del boleto de colectivos.

El lunes el Departamento Ejecutivo Municipal emitió el decreto N° 101 con la nueva escala tarifaria, que lleva el precio del boleto de los actuales $14,85 a $22,80. La medida se conoció en medio de la presión de los transportistas agrupados en Buses Paraná, la concesionaria del servicio.

Desde hace tres días, los usuarios soportan un diagrama de “emergencia” que se traduce en frecuencias de entre 30 y 50 minutos. La razón es que tanto Ersa Urbano como Mariano Moreno, las dos operadoras del servicio, aducen pérdidas del orden de los $30 millones por mes producto de la quita de subsidios de la Nación y la falta de actualización de la tarifa.

Ese decreto firmado por Varisco fue enviado al Concejo Deliberante para su aprobación. Y para eso, a través del decreto N° 102 se convocó a sesión extraordinaria al cuerpo deliberativo para este miércoles, a las 12. Pero la presidenta del Concejo, Josefina Etienot, contestó al jefe comunal con anotaciones sobre “errores” en los que se habría incurrido. El principal, que el Concejo no vota decretos sino ordenanzas.

Por esa razón, y según anunció esta mañana el secretario legal de la Municipalidad de Paraná, Walter Rolandelli, ahora lo que se envió es un proyecto de ordenanza al Concejo. En diálogo con el programa Cinco Esquinas que se emite por Radio Costa Paraná 88.1, Rolandelli dijo que en realidad los concejales no fueron convocados para este miércoles, con lo cual confirmó lo que había anticipado Entre Ríos Ahora: que la sesión de este miércoles se cayó de hecho.

El Ejecutivo envió un nuevo decreto de convocatoria a sesiones, dijo Rolandelli, esta vez con un proyecto de ordenanza con la nueva escala tarifaria.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.