“Vamos a estudiar si podemos alcanzar un número de pueda acercarse al pedido de los gremios, pero lo haremos como siempre, dialogando con las organizaciones”, dijo el gobernador Gustavo Bordet respecto de la negociación salarial con los docentes, que tras el fracaso en la Secretaría de Trabajo y la intervención judicial, se desarrolla en el despacho de la jueza laboral Gladys Pinto.

A pedido del Gobierno, la jueza Pinto dictó la conciliación obligatoria por 20 días hábiles -se extiende hasta el 4 de diciembre, y el 7 finalizan las clases- y este miércoles citó a la primera audiencia de conciliación en la que no hubo ningún avance. El Gobierno reiteró la oferta de aumento de un 7% para octubre y noviembre, más un 20% en el adicional por traslado, pero la propuesta fue rechazada.

El nuevo encuentro entre las partes en el despacho judicial será el jueves 15, a las 8,30.

 “Abrimos hoy la conciliación obligatoria, llevamos una propuesta y hay un plazo donde iremos mejorando. Tenemos la mejor buena voluntad para alcanzar un objetivo que queremos todos y es que se deteriore lo menos posible el salario docente, pero también queremos cuidar nuestras cuentas públicas, y lo más importante, que nuestros chicos puedan tener clases”, indicó Bordet.

“Por eso es que fuimos a esta instancia en la Justicia porque entendíamos que no se podía seguir de paro porque esto genera una enorme brecha entre la educación pública y la privada, atenta contra la calidad educativa y en esta instancia de conciliación obligatoria judicial estamos para poner lo mejor y lograr un buen acuerdo salarial”, aseguró.

Sobre la mejora salarial para los trabajadores estatales, el Gobernador afirmó que “irá en consonancia con la de los docentes, porque en nuestra gestión nunca hicimos diferenciación entre docentes y empleados públicos, creo que hay que hacer las recomposiciones de manera general, esto ha sido un concepto”.

 En ese sentido, recordó que “siempre trabajamos desde que asumimos en buscar recomposiciones salariales que tengan que ver con aumentos porcentuales, no sumas fijas, todo en blanco para que se beneficie el trabajador activo y se beneficie el trabajador pasivo de la misma forma, cuesta más pero también repercute sobre todo el universo tanto de activos como de jubilados”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.