El intendente de Bovril, Alfredo Blochinger (Cambiemos), se reunió con el gobernador Gustavo Bordet, y le agradeció el apoyo que recibió para sortear la crisis financiera de su municipio, seriamente comprometido por un déficit de arrastre derivado de la abultada planta de personal.

El conflicto estalló en enero último y se pudo sortear luego del auxilio del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que liberó un Aporte del Tesoro Nacional (ATN), que permitió a Blochinger saldar la deuda con los empleados municipales. La tregua se selló a finales del mes último.

Entonces, se llegó a un acuerdo de pago con los trabajadores del municipio que reclamaban sueldos atrasados.  Los salarios se abonaron con los fondos de la coparticipación y un Aporte del Tesoro Nacional (ATN), que llegan en auxilio a la comuna del departamento La Paz.

Tras el encuentro realizado este martes en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, y donde también participaron los ministros de Gobierno, Rosario Romero, y de Economía, Hugo Ballay, el intendente de Cambiemos dijo que “la situación en Bovril está muy complicada, producto de una acumulación de déficit que veníamos sosteniendo financieramente debido a un programa que tenemos de subvenciones laborales”.

Luego detalló que se trata de “programas sociales que venían siendo soportados por el gobierno nacional en su momento, los planes trabajar y jefe y jefas de hogar, que fueron luego incorporados al presupuesto del municipio y eso generó un desequilibrio bastante importante en las arcas municipales”.

“El gobernador nos recibió hoy y estamos muy contentos y satisfechos por la respuesta del gobierno provincial que nos dio algunas alternativas para salir de esta situación, ya sea diferimientos de algunas obligaciones que tiene el municipio con la provincia, de financiamiento a través de la Caja por los aportes patronales y algunas otras cuestiones que nos van a permitir descomprimir los compromisos que tiene el municipio para adelante y poder ir saliendo paulatinamente de este déficit. Y paralelamente a esto un acompañamiento político e institucional a buscarle una salida a las 240 personas que tenemos subsidiando en el pueblo y que se hace imposible a esta altura”, manifestó el intendente.

Al referirse al déficit de la comuna, Blochinger señaló que mensualmente es de “alrededor de 2,5 millones de pesos y lo veníamos manejando hasta que llegamos a esta situación. Son planes de trabajo por los cuales la gente hace una contraprestación y se le da un subsidio laboral. Las opciones eran dejarlas en la calle o contenerlas y elegimos esto último pero llegamos a esta situación”.

Más adelante, afirmó que están “al día” con el pago de los haberes, pero existe un déficit mensual porque “los recursos del municipio no alcanzan para sostenerlo, máxime ya teniendo compromisos para adelante que hemos diferido y tenemos que cumplir”.

Finalmente, reiteró: “Estamos muy conformes con la atención del gobernador que se comprometió a facilitar estas herramientas financieras y trabajar juntos con el gobierno nacional para conseguir algún tipo de programa social que absorba esto y salir adelante como corresponde. Municipio, provincia y nación en estas situaciones debemos trabajar en forma conjunta y creo que lo ha demostrado perfectamente el gobernador y también el gobierno nacional que se predispuso a darnos una mano en esto”.