El conflicto en la Municipalidad de Bovril va por su agudización ante la falta de pago de los salarios de agosto a los empleados.

Este lunes 16, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Bovril y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) iniciaron un paro por tiempo indeterminado ante la falta de certeza respecto de la fecha de cancelación de los haberes de agosto.

El intendente Alfredo Blochinger (Cambiemos) juzgó desmedida y sorpresiva la medida por cuanto, dijo, se anunció oportunamente un cronograma de pago, aunque aceptó que la situación es delicada como consecuencia de la alta incidencia que tiene en el Estado municipal el pago de salarios.

Ahora, la decisión de cortar la ruta 127, en el acceso a Bovril -a 125 kilómetros de Paraná, en el departamento La Paz- complica más el escenario para la administración Blochinger que, además, enfrenta una pelea con su viceintendenta, Gabriela Lescano.

El corte de ruta fue resuelto sólo por el Sindicato de Trabajadores Municpiales: se aplicará, cada media hora, entre las 7,30 a 12.

En cambio, ATE decidió con el quite de colaboración y paro activo en los lugares de trabajo.

El intendente Alfredo Blochinger (Cambiemos) espera que el Ministerio del Interior de la Nación gire un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) para regularizar el pago de salarios y volvió a plantear la imposibilidad de sostener un esquema en el que el Estado municipal hace frente a la falta de empleo en el sector privado con la existencia de “precarizados”, que prestan servicios a la Municipalidad mediante el pago de sumas que rondan los $3.000 al mes.

De igual modo, se mostró sorprendido por la medida de fuerza de los municipales, que se adoptó tras el fin de la conciliación obligatoria, el jueves 12, que había dictado la Secretaría de Trabajo, y en medio de un serio enfrentamiento con la viceintendenta Gabriela Lescano.

“Me sorprendió la decisión de los trabajadores. Si bien uno entiende que están en plan de lucha, habida cuenta de los atrasos salariales que venimos teniendo, lo que hay que decires que no hay cesación de pago. En ningún momento se dejó de pagar. Estamos con cronograma anunciado para pagar los salarios de agosto. Me llama la atención la rapidez con la que se ha tomado esta decisión de paro por tiempo indeterminado. Acabamos de salir de una conciliación obligatoria en la que se plantearon distinta alternativas para salir de esta crisis. Bovril tiene un agujero financiero.  Brovil es una ciudad en la que permanentemente  suceden estas cosas. Tenemos una pobreza estructural, y una falta de fuentes de trabajo, y  el Municipio se constituye en una gran contención social”, explicó Blochinger al programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.