El espacio público siempre puede ser ocupado para asuntos privados. Ocurre con un sector del camping Toma Vieja. La calle pública Pintor Augusto Nux ha sido cercada por un portón eléctrico que utilizan de modo diario vecinos del barrio privado Puerto Barrancas, que ocupa la ribera del río. Ellos poseen la llave de ese portón que les permite salir de su barrio privado, atravesar el camping Toma Vieja, y evitarse calle López Jordán, de broza, y tomar Avenida Blas Parera, pavimentada, para ingresar al centro de la ciudad. No sólo está esa tranquera. También, sobre un poste de luz que está en el camping, han instalado una cámara que vigila quién ingresa y quién sale.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.