La mesa de Conducción de Cambiemos del Departamento Paraná se reunió en la capital entrerriana y emitió un documento crítico sobre el desempeño del  Gobierno provincial.

“El pésimo estado en que se encuentran los caminos es producto de la desidia, el abandono de muchos años de gestión y por más buena voluntad que exteriorice la actual responsable de Vialidad Provincial, la realidad indica que es muy poco lo que se ha revertido”, indicaron.

La mesa de Cambiemos señaló que  “hay una cuestión estructural, que se fue acumulando en los últimos años, y que no se advierte que se esté atacando”.

“Falta inversión en caminos, pero también se debería dar participación a los vecinos y productores, a través de los consorcios camineros, cuya ley no se trata por falta de voluntad de los legisladores del oficialismo”, acusaron.

Además, subrayaron la falta de voluntad política para tratar “la ley por la cual se permitiría equipar a las Juntas de Gobierno con un importe equivalente al 3% de lo que la Provincia obtenga en créditos internacionales”. En la misma dirección lamentaron la falta de voluntad política para avanzar  con la ley de comunas.

Por otro lado, señalaron la falta de cumplimiento de la ley Nº 10433 y su modificatoria Nº 10448, por la que debía coparticipar a los Municipios, a través de un crédito, con el 16% de lo que obtuviera en créditos internacionales.

“Hoy la Provincia ya accedió a un crédito por U$S 350.000.000., y sin embargo a los municipios se los ignora, pese a lo que expresan las leyes mencionadas. En esa misma dirección está lo vinculado con el recorte que sufren los municipios por lo dispuesto en la Ley 10270, que fuera prorrogada por la Ley de Presupuesto de 2016 hasta el año 2019. Ello implica una mengua sustancial en los recursos. Esto fue impuesto por la gestión de gobierno anterior y mantenida por la actual en perjuicio de las gestiones municipales”.

El análisis sobre el endeudamiento que está llevando adelante la Provincia, también formó parte del documento de la Mesa Cambiemos. “Es solo para refinanciar deuda vieja, y solventar gastos corrientes”, se indicó.

“No se advierte, como ya se ha señalado en otra oportunidad, que exista voluntad de optimizar el gasto público. La ausencia de una política de ordenamiento de las cuentas públicas es notoria. Es muy escasa la obra pública que se está encarando y mucha de ella, lo es con fondos nacionales”, manifestaron.