Marcelo Casaretto, presidente del Instituto Autárquico de Planeamiento y Viviendas (IAPV),  volvió a advertir que el Gobierno nacional continúa con atraso en el envío de fondos para las viviendas.  Además, dijo que la Provincia se hizo cargo del 100% del pago de proyectos de construcción de casas, para evitar que las empresas paralicen las obras y despidan o suspendan personal.

En tanto, también atendió a los intendentes de Cambiemos, que este martes hicieron responsable al gobernador Gustavo Bordet por falta de fondos para los municipios. “Creo que tienen una visión política de acompañar a Macri. Calculo que lo van a acompañar hasta la puerta del cementerio, porque finalmente son menos fondos que están recibiendo”, dijo al respecto Casaretto.

En diálogo con el programa Puro Cuento, que se emite por Radio Costa Paraná 88.1, Casaretto explicó que el IAPV tiene tres fuentes de financiamiento:  los fondos de Nación, la Provincia y a través del recupero de cuotas de las viviendas entregadas, que cubre los salarios y gastos de funcionamiento.

“Básicamente si el Fonavi de la provincia son $700 millones, la Nación tiene que aportar $1.400 millones más. Más allá de los gastos de funcionamiento, se dispondrían de $2.100 millones para construir viviendas”, enumeró.

En ese marco, sostuvo que Nación incumplió con su obligación de remitir el total de los recursos. “La Nación este año en vez de mandar $1.400 millones, ha mandado solamente $300 millones, con lo cual ha habido una merma enorme, frente a lo que eran los fondos que el mismo gobierno Nacional mandaba en años anteriores”, dijo.

En contexto, afirmó que sigue latente el temor de que eliminen el Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi). Si bien recordó que la semana pasada el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, descartó que se llegue a tomar esa decisión, sostuvo: “Podemos citar un montón de cuestiones en la cual el gobierno nacional dijo que no lo iba  a hacer y lo terminó haciendo”.

Según el titular del IAPV, fue el propio ministro de Economía, Nicolás Dujovne, quien mencionó esa posibilidad a su par entrerriano, Hugo Ballay. “Eso generó la zozobra en los trabajadores, que todavía no termina de disiparse”, afirmó.

El funcionario mencionó que actualmente las viviendas que se están entregando a beneficiarios fueron licitadas antes de que Macri asuma el Gobierno. “Nosotros entregamos la semana pasada viviendas en Ramírez que estaban licitadas en 2015. Tenemos para entregar viviendas en Colón que también comenzaron en 2015. Desde que está Macri en la presidencia, Nación no ha comenzado ni un sólo proyecto de viviendas en Entre Ríos a través de IAPV”, resaltó.

En cuanto al déficit de viviendas, dijo que se toma como estimación el relevamiento realizado en el último censo nacional, de 2010, que arrojó que en la Provincia hay alrededor de 20 mil personas  sin viviendas o habitando hogares con serios problemas.

Ante ello, destacó el rol del IAPV para responder a las necesidades habitacionales que existen en el territorio entrerriano y advirtió que en los últimos años poco a poco Nación se ha ido retirando como socio principal en los proyectos.  “El IAPV a lo largo de las décadas construyó viviendas con fondos nacionales, después la Nación aporta una porción mayoritaria, dos tercios en cada proyecto y un tercio la Provincia, y ahora la Nación pone cero. Se va retirando el actor principal de la política de viviendas dejando a la gente librada a su suerte”, expresó.

En esa línea, describió la parálisis en materia habitacional producto de la política nacional: “No hay créditos bancarios, no hay fondos del IAPV, lo que eran los Procrear están todos parados, lo mismo las viviendas de Consorcio. Prácticamente hoy el proyecto de gobierno tiene que ver con acordar con el Fondo Monetario Internacional y asegurar el superávit para pagar la deuda externa. No se tiene en cuenta la situación social tan complicada”.

Sobre la falta de fondos de la Casa Rosada para viviendas, dijo que sucede algo similar a lo que se observa en obras viales, y mencionó el caso de la Ruta 18, donde la empresa Cartellone paralizó la obra y despidió trabajadores porque Nación no pagaba los certificados de obra.

Al respecto, Casaretto indicó que en la actualidad hay 25 obras en ejecución junto con el Gobierno nacional, pero que sucede que “llega un certificado, pagamos nuestra parte y ellos no pagan su parte. Llega el siguiente y es lo mismo. Entonces la empresa dice: ‘señores nos pagan el total o nos vamos’. Allí tomamos la decisión con el gobernador de pagar el total”.

El titular del organismo de la vivienda precisó que actualmente Nación debe poco más de 420 millones de pesos a la Provincia.  “Por ahí pagan algo, pero van acumulando atrasos. Todas las obras se están haciendo ciento por ciento con fondos provinciales”, subrayó.

Enseguida, recordó que en la provincia se puso en marcha el programa Primero Tú Casa, que este año tuvo 34 licitaciones, y que ya se encuentran ejecutando 500 viviendas y se espera que antes de fin de año arranquen a levantar otras 500.

“Nosotros en materia de viviendas estamos poniendo el pecho y con plata provincial, pagando todo lo que la Nación no paga. Hasta el momento podemos hacerlo, pero no sabemos por cuánto tiempo más podremos seguir pagando ante una deserción de Nación en la política de viviendas”, advirtió el funcionario.

Consultado sobre la declaración que realizó un grupo de intendente de Cambiemos, en la que acusan al gobernador de desfinanciar a los municipios, Casaretto sostuvo que sus dichos “no tienen asidero” con la realidad.

“La provincia está cumpliendo con todo lo que es su responsabilidad. En realidad hay ciertos programas nacionales que iban directos a los municipios, y eso son los recortes. Creo que tienen una visión política de acompañar a Macri. Calculo que lo van a acompañar hasta la puerta del cementerio, porque finalmente son menos fondos que están recibiendo”, completó.

 

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.