Este martes 3, a las 9, se realizará la audiencia de remisión a juicio de la causa “Cristo, Miguel- Lescano, Yanina s/Homicidio agravado”, que investiga la muerte de la pequeña Nahiara Luján Cristo, la niña de dos años que murió en el Hospital San Roque, de Paraná, como consecuencia de los malos tratos recibidos en su casa.

La audiencia de remisión a juicio será ante la jueza de Garantías Marina Electra Barbagelata, con la participación del fiscal Juan Malvasio en representación del Ministerio Público Fiscal.

La niña llegó muy golpeada al Hospital San Roque el viernes 8 de febrero de este año, pero los médicos no pudieron hacer nada: falleció a poco de ingresar.

Según dijo Marcelo Itharte, entonces director del Hospital San Roque, “me impactaron las lesiones (de la niña). Nunca, en años de guardia, había visto ese tipo de lesiones. Me impactaron cómo estaban las lesiones en la piel. La nena llegó con quemaduras, escoriaciones, lesiones de sacabocados, y demás hematomas con distintas etapas de evolución”.

En junio último, la jueza Barbagelata había dispuesto prorrogar por 90 días la prisión preventiva que cumple en la Unidad Penal N° 1 Miguel Cristo, padre de Nahiara, en tanto que la pareja de este, Yanina Lescano tiene arresto domiciliario.

En febrero pasado, cuando la Justicia dictó por primera vez la prisión preventiva de la pareja, el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) tomó intervención y adoptó una “medida excepcional”, y tomó a su cargo el cuidado de los tres niños más la bebé que había nacido el viernes 8, el mismo día que murió Nahiara producto de los malos tratos recibidos. Los niños son  hijos de la Yanina Lescano, que convivía en pareja con Miguel Ángel Cristo, el hombre que está acusado de haber matado a golpes a su pequeña hija Nahiara, de tan solo 2 años.

La pequeña llegó el jueves 7 de febrero al Hospital San Roque en un estado crítico, con signos de haber sido sometida a golpes y quemaduras, con un avanzado grado de desnutrición. Poco pudieron hacer los médicos para salvarla: la noche de ese mismo jueves dejó de existir. Al día siguiente, ingresó al San Roque la pareja de su padre, que dio a luz a una niña.

Ante la consulta de Entre Ríos Ahora, desde el Copnaf indicaron que aquella medida excepcional adoptada en febrero se mantiene y los niños siguen alojados en un hogar del organismo.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos ahora.