El martes por la noche la jueza de Garantías Marina Electra Barbagelata dejó sin efecto una medida que había adoptado un día antes: la decisión de enviar a cumplir prisión preventiva bajo la modalidad de arrestro domiciliario en María Grande a los hermanos Alexis Maximiliano y Brian Exequiel Siboldi, sindicados junto al padre de ambos, Oscar Aníbal Siboldi, de ser los autores del triple crimen ocurrido el 25 de mayo último en Bajada Grande.

La noticia de la llegada a María Grande -a 61 kilómetros de Paraná- de dos personas sospechadas de un hecho gravísimo movió a la preocupación de los vecinos, que primero pusieron al corriente al intendente Hugo Main y en la noche del lunes fueron ante la Comisaría y pusieron en manos del comisario Mario Bértoli un petitorio con un texto breve y urgente: “Los abajo firmantes, vecinos autoconvocados de María Grande, preocupados por la presencia de los hermanos Brian Exequiel y Maximiliano Alexis Siboldi para cumplir una prisión domiciliaria, queremos manifestar nuestra oposición a tal medida”.

Se reunieron alrededor de medio millar de vecinos, y a la preocupación de los ciudadanos se sumó el propio intendente Hugo Main. “No son vecinos de la ciudad. Nosotros hemos tenido caso de personas que han cumplido arresto domiciliario aquí pero han sido vecinos de la localidad”, dijo el jefe comunal. Y recordó que la manifestación de los vecinos fue “pacífica, no tuvo ningún tipo de agravios ni de violencia”, y que como intendente “acompañamos el reclamo de los vecinos”.

Enterada de la repercusión que tuvo la medida que adoptó el lunes, la jueza Barbagelata habló y dijo: “Entiendo que los hermanos Siboldi, Alexis y Brian, son personas que están acusadas de un hecho que es muy grave. Pero están acusadas. Tienen que atravesar este proceso con los derechos de todas las personas, y son inocentes hasta que la sentencia diga lo contrario”.

Respecto de la prisión domiciliaria dispuesta para ser cumplida en un domicilio de María Grande, dijo que fue un acuerdo con la fiscal Patricia Yedro, y por cuanto se entendió que existía “riesgo procesal”. En declaraciones que formuló al canal Somos Paraná, la magistrada sostuvo: “La Fiscalía entiende que hay riesgo procesal que debe resguardarse. Y si ese riesgo procesal se puede resguardar bajo la modalidad de arresto domiciliario, es así como deben resguardarse. Y no pueden estar obligados (los Siboldi) a estar en la Unidad Penal porque haya manifestaciones que impiden el ejercicio normal de la ley”.

Barbagelata que el arresto domiciliario en María Grande iba a ser cumplido con la provisión de tobilleras electrónicas provistas por el Servicio Penitenciario de Entre Ríos. “Pero no se trata acá de que se deba resguardar a la población. Entiendo yo que debería haber mesura en este tipo de manifestaciones para que los reclamos sean escuchados abiertamente y legítimamente. Me parece importante que la gente esté libre para manifestarse, pero entendiendo que debe haber mesura en lo que se pide”, sostuvo.

“En realidad -explicó la jueza-, los Siboldi están en el Penal e iban a permanecer allí hasta que se valorara la aptitud del domicilio ofrecido para que funcione adecuadamente el dispositivo electrónico. No se efectivizó (el traslado de los hermanos a María Grande) por expreso pedido de la defensa de los hermanos Siboldi (que ejerce la abogada Natalia Salvatelli). Fue un pedido que entró ayer a la tardecita (por el martes) y fue tramitado para que no se concretara una medida que estaba dispuesta, y que entiendo yo era legítima y que debía ejecutarse”.

La magistrada abundó que “frente al pedido de la defensa, se revocó (la decisión de enviar a los Siboldi a María Grande) porque ellos entendieron que el domicilio no era adecuado para sus defendidos. Y coincidiendo con ellos es que se dispuso que tienen que ofrecer un nuevo domicilio que va a ser valorado, y si hay acuerdo con la Fiscalía sobre ese nuevo domicilio, se llevarán adelante las mismas medidas. Se lo evaluará para ver si funciona el dispositivo electrónico”.

 

 

 

Foto: Análisis Digital

De la Redacción de Entre  Ríos Ahora.