El presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón, puso hoy en funciones al nuevo vocal de la Sala Civil, el concordiense Martín Carbonell, y al primer defensor en la Cámara de Casación Penal, Luis Pedemonte, durante una ceremonia de la que tomó parte el pleno del alto cuerpo, y a la que asistió el gobernador Gustavo Bordet.

En su discurso, Castrillón ponderó el funcionamiento de los mecanismos constitucionales para la designación de los integrantes del STJ. Y sostuvo que en democracia, “los tres poderes (del Estado), claramente con independencia, con coincidencia y a veces con miradas distintas”, han logrado que ese camino sea posible.

Y planteó la necesidad de que se pueda “forjar una Entre Ríos con un Estado de  Derecho sólido, con un Poder Ejecutivo que conduzca aún en la tormenta, con un Poder Legislativo que acompañe, y que permita la actualización y reactualización de las normas jurídicas que necesita el Poder Judicial”.

Hizo notar que Carbonell ya venía desempeñándose en el STJ, aunque “de forma provisoria”, pero que de ahora en más se incorpora “en forma definitiva no a esta corporación sino a una familia que cumple un servicio, el servicio de justicia”. Y bregó par que la Justicia en la provincia pueda mantener “su independencia y su vocación de servicio”.

Castrillón evaluó a 2018 como un “año duro”, y apuntó: “Pero indudablemente, han pasado cosas buenas y cosas malas. Dejamos de lado los gastos reservados en el servicio de justicia, cambiamos el eje de la discusión. Hoy tenemos la posibilidad de mostrar una justicia de pie, en marcha, con adeptos y críticos. En algún momento, cuando. me iba a incorporar a este cuerpo, se hablaba, y mucho, por cómo íbamos a politizar la Justicia”.

“Y ahora les digo: No vamos a judicializar la política, porque sería la muestra que ha fracasado la parte fundamental de nuestra democracia”.

Carbonell, a su turno, aseguró que lo “sorprendió” la propuesta de Bordet para integrar el STJ, en representación de Leonor Pañeda, quien se acogió a la jubilación.  Respecto de la “independencia” del Poder Judicial, dijo: “La verdad que la conformación y el funcionamiento del Poder Judicial de Entre Ríos no voy a decir que es de excelencia, pero es uno de los mejores del país. Hay gente muy honesta, gente muy proba, trabaja todos los días y creo que lo hacen con independencia”.

Respecto de la “judicialización de la política”, Carbonell entendió que “se tiene que haber referido a todo lo que está pasando con estas causas penales que están en trámite, que tienen que ver con la Legislatura, y otros casos más”.

-¿Hay algún riesgo institucional en que la Justicia avance sobre terreno?

-No, riesgo institucional no creo. Las instituciones de la provincia está funcionando. Y el Poder Judicial está haciendo su tarea. Habrá que esperar los resultados.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.