Siete denunciantes tiene la causa por los abusos del cura Justo José Ilarraz en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, hecho que ocurrieron mientras fue prefecto de disciplina, entre 1985 y 1993. Tres abogados querellantes los representarán en el juicio oral que se inicia el lunes, a las 9, en Paraná, después de cinco años de investigación judicial.

Con el paso a un costado que dio Rosario Romero -que asumió como ministra de Gobierno-, sus hijos Santiago (26 años) y Victoria (25 años) Halle asumirán la representación de dos de las siete víctimas. Otros dos serán representados por Lisandro Amavet; uno, por Marcos Rodríguez Allende; y otro por Milton Urrutia y María Alejandra Pérez; el séptimo denunciante no tiene abogado querellante.

En septiembre de 2012 se abrió de oficio la investigación judicial por la que pasaron tres jueces: Alejandro Grippo, Susana María Paola Fripo y  Pablo Zoff. A este último magistrado le tocó elevar la causa a juicio, y constituido el tribunal –con magistrados de distintos puntos de la provincia–, los debates se iniciarán este lunes y se extenderán hasta el 5 de diciembre.

Santiago y Victoria Halle han debido abocarse a la causa en las horas previas al inicio del debate. “Es un gran desafío para nosotros, que somos jóvenes, y estamos haciendo los primeros años de profesión”, dice Santiago Halle.

Pero, como resalta Victoria Halle, “los querellantes anteriores han trabajado muy bien, y nos han dejado el camino bastante allanado”.

Y agrega: “Nos da la sensación de que es una causa justa, en todos sus sentidos”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.