El intendente de Paraná, Sergio Fausto Varisco fue citado a prestar declaración indagatoria este jueves por el juez federal Leandro Ríos en la causa en la que se investigan vinculaciones con el narcotráfico que motivaron una serie de allanamientos que conmocionaron a la capital entrerriana la semana pasada. La citación al jefe comunal es para el próximo martes 22 de mayo.

La resolución del magistrado abarca también a la subsecretaria de Seguridad de la Municipalidad de Paraná, Griselda Bordeira, y al concejal de Cambiemos Pablo Hernández.

A la vez, quedaron imputados Daniel “Tavi” Celis, actualmente en prisión, y varias personas señaladas como pertenecientes a su entorno.

Los allanamientos que culminaron con las nuevas imputaciones se produjeron el 8 de mayo en el palacio municipal, en la casa familiar del intendente, en los domicilios de Bordeira y Hernández y otros allegados al presidente municipal, y en las casas de personas sindicadas como colaboradores de Celis.

El material hallado, aunque desde el municipio se aseguró que no se había encontrado nada, habría sido determinante en la decisión del magistrado. La situación judicial del intendente desata una crisis institucional en el gobierno local y se esperan definiciones en las próximas horas. Tanto Varisco como el resto de los imputados deberán prestar declaración indagatoria.La resolución adoptada por el juez Ríos alcanza también a Luciana Ernestina Lemos, Eduardo Humberto Celis, Nahuel Jonatan Eduardo Celis, Wilber Figueroa Lagos, Juan Manuel Gómez, Jonathan Jesús Heintz, Ernesto Ramón González y Alan Nicolás Viola.

Los allanamientos de la semana pasada fueron realizados por la Policía Federal en el marco de la investigación por narcotráfico que tiene a Celis como uno de los principales involucrados. Comenzaron a primera hora de la mañana y se desarrollaron en el domicilio familiar de Varisco, donde vive su madre, la secretaria de Cultura municipal, Magda Varisco, en calle Pellegrini, y también se produjeron requisas en el despacho del intendente en el edificio municipal y en los domicilios de Bordeira y de Hernández.

La causa es derivación de un expediente que lleva adelante Ríos en el cual se investiga una organización delicitiva encabezada por Celis dedicada al tráfico de estupefacientes en distintos barrios de Paraná. Según se pudo determinar, el comercio abarca tanto marihuana como cocaína y se extendió a otras ciudades de la provincia.

Celis cayó preso hace un año, pero su estructura aparentemente continuó funcionando al comando de su pareja, Luciana Lemos. La mujer fue detenida semanas atrás luego de allanamientos en los barrios La Floresta, Antártida Argentina y Balbi de Paraná, donde se guardaba y vendía droga.

Una serie de anotaciones contenidas en dos cuadernos de 80 páginas serían uno de los elementos que permitió al magistrado conectar la red de narcotráfico con Varisco y las personas de su entorno.

 

 

Fuente: Análisis Digital y Página Judicial.