El principal sindicato de los maestros, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), cerró 2018 con una advertencia. El congreso provincial del sindicato, que se reunió el 3 de diciembre en Valle María, departamento Diamante, aprobó la pauta salarial del 11% dispuesta por la administración del gobernador Gustavo Bordet para el último tramo del año, aunque la declaró “insuficiente”.

Pero no sólo eso. Los congresales de Agmer  reclamaron que la apertura de la negociación salarial para el nuevo año fuera “a partir de enero 2019”, y dejaron una advertencia: “En caso de que el Gobierno no presente una propuesta salarial para la última semana de febrero de 2019, declarar el no inicio del ciclo lectivo”. La aceptación de la oferta salarial del Gobierno -la segunda, que así llevó la pauta anual al 33%- tuvo un resultado abrumador: 68 votos a favor y 38 en contra.

Claro que la apertura de la negociación no será a finales de enero sino a principios de febrero, y de momento no se sabe si habrá propuesta antes de que termine este mes.

Este martes 5, a las 11, en el Salón de los Gobernadores de Casa de Gobierno, será el primer encuentro entre los sindicatos docentes y el Poder Ejecutivo. La convocatoria oficial señala que el encuentro servirá “para dialogar y abordar temas inherentes al sistema educativo entrerriano”. No sólo está convocada Agmer, sino también la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), la Unión Docentes Argentinos (Uda) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop).

El encuentro entre los docentes y las autoridades será dos días antes del plenario de secretarios generales de Agmer, convocado para el jueves, en Paraná. El tema clave y central será analizar cómo sigue la negociación salarial con el Gobierno en procura de conseguir “recuperar” la pérdida de 2018 frente a la inflación -el aumento fue del 33%, y la inflación, de 47,6%- y bajo qué parámetros se negocia 2019.

En 2018 los docentes cerraron un acuerdo salarial en dos paritarias, que al final supuso una actualización anual del 33%, que fijó el mínimo garantizado de bolsillo en $15.291. Pero la inflación fue del 47,6%, lo que supuso una pérdida de casi el 15%. Pero si se compara el ingreso docente con el costo de la canasta básica total que mide la línea de pobreza, las diferencias son más notables. El costo total en diciembre fue de $ 25.962, con una suba anual del 52,95 %.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.