El 6 de este mes, la jueza de Garantías Elisa Zilli dio por fracasada la instancia de conciliación en el marco de una querella por injurias que le inició el empresario Juan Carlos Acevedo Díaz a Juan José Salzman, extrabajador de la fábrica Coceramic. En su batalla por recuperar la planta y volver atrás con la transferencia a manos de Acevedo Díaz, Salzman se ha manifestado públicamente con términos que su querellante considera injuriosos.

Fue la primera parte de un proceso que ahora desembocará en el terreno penal, adelantó el abogado de Salzman, Ramiro Pereira. “Acevedo Díaz le atribuye a Salzman dichos calumniosos. Hubo una audiencia de conciliación, ellos plantearon sus posturas respecto a que las conductas sistemáticas de Salzman de atribuirle hechos calumniosos e injuriantes le traían complicaciones de orden económico, y que afectaban su propia vida de relación. Si yo hago abstracción de toda la problemática que hay alrededor, lucía razonable el planteo de Acevedo Díaz”, dice Pereira.

Pero el tema lo plantea en el contexto de la desaparición de la fábrica Coceramic y la pérdida de fuente de empleo para muchas familias. “Yo tengo una profunda vocación por la conciliación. Por convicciones ideológicas, no voy por la profundización del conflicto sino por el entendimiento -plantea el letrado-. Pero en este caso no va a ser posible ninguna conciliación porque no se trata de calumnias e injurias de Salzman a Acevedo Díaz, sino que de lo que se trata es de la denuncia social que se hace desde el sector de los extrabajadores de Coceramic. Plantean que se sienten engañados, estafados por el obrar de este empresario, que en su momento actuó con el auspicio del gobierno de Urribarri”.

“Nosotros no le tenemos miedo al proceso penal, porque el proceso penal, si se sigue adelante, lo vamos para denunciar, para hacer más público aún lo que fue el despojo de Coceramic, tal como lo plantea mi representado”, añade el abogado. “De ninguna manera se le puede pedir a Salzman que deje de luchar por lo que entiende justo en su reclamo. Desde la perspectiva jurídica, puede ser calumnia e injuria, pero acá de lo que se trata es de una lucha social que está encarando este colectivo. Sin esa lucha social, sin esa concientización ciudadana,realmente acá no pasaría nada”, agrega.

 

El caso


 

Acevedo Díaz, presidente de En Premieur SA, inició una demanda por injurias y calumnias contra una de las principales voces de los extrabajadores de Coceramic, Juan José Salzman, a quien lo acusa de haberlo difamado en los medios. “Alcanza solo con poner Coceramic + estafa en cualquier buscador para que mi nombre salga vinculado a esta falsa imputación que afecta mi buen nombre y mis negocios”, dice el empresario.

En Premieur SA, de Acevedo Díaz, es la nueva propietaria de los inmuebles de la planta ubicada en Puerto Viejo. Según hizo saber en una carta documento enviada al Conejo Deliberante de Paraná, los mismos fueron registrados a nombre de la firma bajo escrituras públicas Nº 35 (de fecha 29/02/2016) y Nº 19 (de fecha 26/01/2017), ante el Registro Notarial Nº 74, bajo el control del Juzgado de Concurso y Quiebras Nº 9 por cuanto la cooperativa se encontraba en convocatoria de acreedores.

Salzman aseguró en diferentes entrevistas que la firma quedó en manos del empresario en un proceso irregular. El empresario ingresó a escena en 2015, de la mano del exministro de la Producción del gobierno de Sergio Urribarri, Roberto Schunk. “Hicimos un acuerdo con este empresario, que no se cumplió”, manifestó el extrabajador, en referencia a un acuerdo para reactivar la planta.

Acevedo Díaz asegura que el vocero de los extrabajadores de Coceramic lo vinculó a una maniobra de estafa, y por ello presentó una demanda el 12 de abril, que fue admitida por el juez de Garantías N° 5 de Paraná, Elvio Osir Garzón. En una resolución fechada el 19 de junio, el magistrado requirió a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) que fije audiencia de mediación penal, dándole intervención al Director de la Oficina de Medidas Alternativas (OMA) para que defina mediador de turno.

La demanda de Acevedo Díaz


“Que en forma reiterada, casi constante, en diversos medios de comunicación, desde hace unos días al presente, en distintas ocasiones, el Sr. Juan Salzman ha vertido expresiones en mi contra recurriendo a lo que esta parte entiende, constituyen injurias y en algunos casos calumnias, imputándome acciones que pueden interpretarse como delitos además de desplegar en mi contra una permanente campaña de desprestigio y difamación que afecta mi buen nombre y honor ello en forma personal, amén de grave perjuicio económico que también genera a la empresa En Premieur SA, de la que soy su presidente”, dice Acevedo Díaz en la demanda presentada con el patrocinio legal de Gerardo Senkman.

A los fines probatorios, Acevedo Díaz adjunta las impresiones de las intervenciones de Salzman en diferentes medios de comunicación. “No solo me afecta la reiteración de calumnias e injurias en mi contra en lo que entiendo es casi una campaña permanente de desprestigio, sino que también preocupa enormemente el daño que esta situación le provoca a mi nombre y honor y la relación de esto con mi actividad comercial y la empresa de la que soy principal accionista y presidente”, sostiene en el escrito al que tuvo acceso Entre Ríos Ahora.

Denuncia de Acevedo Díaz co… by on Scribd

Agrega que el “desprestigio injustificado” a su persona “revisten la potencialidad suficiente para afectar el giro normal de mis actividades, produciendo daños patrimoniales mensurables como consecuencia de esta situación”.

Luego afirma que esta situación lo afecta en sus relaciones públicas, ya que “me veo obligado a explicar a comerciantes, empresarios y ciudadanos y ciudadanas en forma permanente que nada tengo que ver y que no soy responsable de los hechos que se me imputan por este señor en distintos medios”.

El empresario asegura que “he tratado de ser tolerante, mesurado, apostando que la racionalidad prime y se termina con este injusto escarnio público pero nada de eso ha pasado”.

También dice que esta situación afecta a sus seres queridos, “que observan impotentes cómo se difunde información falsa e injuriosa en mi contra produciéndome esta situación no solo daños patrimoniales sino morales también”.

Por último, adjunta notas periodísticas con declaraciones de Salzman. “La lista interminable sigue, y se replica y replica por cientos y miles en redes sociales y distintas páginas Web, alcanza solo con poner Coceramic + estafa en cualquier buscador para que mi nombre salga vinculado a esta falsa imputación que afecta mi buen nombre y mis negocios”, sostiene el demandante.

Defensa de Salzman


En diálogo con el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1, el abogado de Salzman, Ramiro Pereira, consideró que el empresario subestima la importancia que tuvo la firma Coceramic para la comunicad paranaense. No obstante, refirió que le aconsejó a su cliente ser cauto en sus dichos.

“Acevedo Díaz ha hecho uso de su derecho de peticionar y ha planteado una denuncia contra Salzman por injurias y calumnias. Lo que ha dicho es que ha andado hablando mal de él. La realidad es que esta es una situación difícil para los trabajadores de la ex Coceramic, quienes han estado realizando tareas de difusión social y política. Si lo que Acevedo Díaz entiende que son injurias lo discutiremos en la justicia, no hay nada que temer”.

El abogado refirió que la discusión es otra: el proceso de venta de los inmuebles de Coceramic. “En el plano jurídico vamos a discutir si el acto de venta es válido. Los trabajadores sostienen que los actos jurídicos no son válidos por un conjunto de circunstancias. Respecto de la difusión social que ha hecho la gente de Coceramic es que ellos fueron engañados. Ellos sienten realmente que fueron engañados. Si uno ve la escritura, se habla de una fábrica que se iba traer desde Salta, de una asociación para mejorar la situación productiva de la fábrica que estaba obsoleta. Ellos buscaban un socio para llevar adelante un proceso productivo, modernizarlo y se encontraron con otra cosa”, dijo Pereira.

En esa dirección, el letrado señaló que le pidió cautela a su representado al hablar ante los medios. “Lo que le he dicho siempre es que sea prudente. Que no use la palabra estafa, porque tiene un sentido técnico. De todas maneras, cada uno habla como puede y para esta gente, en la lucha social que ha venido desarrollando, no ha sido fácil. Si bien trato de transmitirle mesura en las palabras, la realidad es que ellos sí se sienten engañados en la medida en que lo que buscaban en todo momento era un empresario a los fines de asociarse y desarrollar el proyecto productivo y se encontraron con otra cosa. Además sostienen que nunca tuvieron vocación de vender esos terrenos, sino que querían hacer una especie de permuta. Esto se va a discutir en sede judicial en su momento”.

“Me da la impresión que (Acevedo Díaz) está subestimando la importancia social que tiene el tema para la comunidad paranaense. No va a lograr censurarlo. Habiendo trasmitido prudencia a Salzman lo que le dije es que se prepare para cosas más fuertes”, concluyó.

Quién es Acevedo Díaz


El nombre de Acevedo Díaz aparece ligado a varias empresas. En Premieur SA, de la que es presidente, es la misma firma que, en 2014, bajo el gobierno de Sergio Urribarri, suscribió los contratos de compra del Frigorífico San José, en el departamento Colón, y de la Cooperativa Tambera Paraná (Cotapa).

Ambas firmas, que habían sido estatizadas por la gestión Urribarri, pasaron a manos de capitales chinos: en octubre de ese año, el entonces gobernador firmó el decreto N° 3.785 por el cual transfirió al consorcio conformado por Cartipam SA y En Premieur SA el manejo de la mayoría accionaria de ambas empresas, que antes habían sido estatizadas.

En marzo de 2017 se conoció otra incursión empresaria de Acevedo Díaz: se asoció con Sebastián Lorenzo, el exfuncionario del gabinete de Sergio Urribarri. En los papeles, Ignacio Labarba nunca fue dueño de Think Grupo de Comunicación SRL, la usina de propaganda del urribarrismo, en la que sí figuró como socia su mujer, Amalia Heinitz, y que después cambió de nombre y de socios.

Según un edicto publicado el 9 de noviembre de 2016 en el Boletín Oficial de Entre Ríos, el 6 de mayo de 2016 Heinitz formó una nueva empresa con Sebastián Lorenzo, exdirector del Centro Experimental de Industrias Culturales de Entre Ríos (Ceicer) cuando Pedro Báez estuvo al frente del Ministerio de Cultura y Comunicación. La nueva firma pasó a llamarse Grupo Net SRL, y en su estructura societaria destaca un nombre que ahora está en boca de todos: Juan Carlos Acevedo Díaz.

 

 

Foto: El Diario

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.