La vuelta a las escuelas de los docentes, este lunes 18, se da en medio de un contexto de marcada incertidumbre respecto del normal inicio del ciclo lectivo 2019 el próximo 6 de marzo.

La negociación salarial con los maestros recién arrancará este martes, cuando el Poder Ejecutivo reciba a los cuatro gremios del sector en el Salón de los Gobernadores de Casa de Gobierno.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, el viernes 15, el gobernador Gustavo Bordet  ponderó el diálogo con las organizaciones gremiales y valoró la realización de las paritarias en la provincia. “No hemos utilizado a los trabajadores como variable de ajuste”, expresó.

“Por supuesto que el año pasado la inflación cruzó límites imprevisibles y esta situación nos obligó a consensuar el mejor incremento posible para sostener el equilibrio financiero y poder seguir pagando los sueldos durante los primeros días de cada mes. Porque esto le da seguridad a las miles de familias entrerrianas cuyo sustento depende del Estado”, aseguró.

En esa negociación salarial, los docentes consiguieron en 2018 una recomposición del 33%, aunque la inflación se ubicó en el 47,6%. Por eso, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmre) pide, como condición sine qua non, para abrir la paritaria 2019, “recuperar” el 14,6% de diferencia del año último. Así, el mínimo garantizado de bolsillo se ubicó en $15.291.

Susana Cogno, titular de la seccional Paraná de Agmer, reclamó que la negociación salarial “recupere las pérdidas producto del descalabro de las políticas económicas, por inflación y devaluación”. Y exigió: “Restitución inmediata del 15% de pérdida por inflación de 2018, cláusula gatillo para no perder salario y recomposición del mismo para garantizar una verdadera política en defensa de los trabajadores”.

“Nuestro eje de lucha salarial presenta las más grandes distorsiones de la historia docente en Entre Ríos, los sucesivos gobiernos han hecho un botín de guerra de nuestro nomenclador y frente a la necesidad de los docentes, han instalado la desigualdad como condición. Aún desempeñando el mismo rol no se percibe el mismo salario, este desprecio por el Estatuto Docente y el nomenclador, que representa la carrera, está presente en lo extorsivo de la política gubernamental que debe revertirse en forma inmediata”, sostuvo la dirigente al trazar una cuadro de la situación docente en la vuelta a las escuelas de los maestros.

Y agregó: “Está en manos del gobernador Bordet el inicio del ciclo lectivo”.

En realidad, la misma advertencia hizo el plenario de secretarios generales de Agmer que se reunió el pasado 7 de febrero en Paraná, que en un duro documento exigió al Gobierno “la presentación sin demoras de una propuesta de recomposición salarial que contemple de modo realista el aumento en el costo de vida. Reafirmamos lo planteado en la reunión del día 5 de febrero pasado con el Gobierno provincial donde exigimos la inmediata ´recuperación del 14,6% de desfase entre el incremento salarial y la inflación anual de 2018´. Y demandamos respuesta salarial hacia el año 2019 que superen la calidad del pasado acuerdo paritario”.

En ese escenario y de no darse respuesta a las demandas sectoriales, dijeron los secretariales generales de Agmer, “será el Gobierno el único responsable de un eventual no inicio del ciclo lectivo si dilata los tiempos para la resolución de estas demandas”. Entre las demandas planteadas está la “devolución de lo descontado por ejercer el derecho a huelga y la urgente convocatoria a la comisión para la equiparación salarial de directivos de primaria y secundaria, la actualización de los montos de las partidas para limpieza y comedores escolares”.

En 2018 los docentes cerraron un acuerdo salarial en dos paritarias, que al final supuso una actualización anual del 33%, que fijó el mínimo garantizado de bolsillo en $15.291. Pero la inflación fue del 47,6%, lo que supuso una pérdida de casi el 14,6%. Pero si se compara el ingreso docente con el costo de la canasta básica total que mide la línea de pobreza, las diferencias son más notables. El costo total en diciembre fue de $ 25.962, con una suba anual del 52,95 %.

El gremio cerró 2018 con una advertencia. El congreso provincial del sindicato, que se reunió el 3 de diciembre en Valle María, departamento Diamante, aprobó la pauta salarial del 11% dispuesta por la administración del gobernador Gustavo Bordet para el último tramo del año, aunque la declaró “insuficiente”

Este martes, a las 11, en el Salón del os Gobernadores de Casa de Gobierno, el Poder Ejecutivo recibirá a los docentes para dar a conocer la propuesta salarial -media hora antes, en la Secretaría de Trabajo, estarán los gremios del Estado-, y entonces se sabrá qué tan lejos está el acuerdo y, va de suyo, el normal inicio del ciclo lectivo 2019.

 

 

 

Foto: La Lucha en la Calle.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.