Los empresarios que detentan el monopolio del transporte público de pasajeros en Paraná salieron públicamente a reclamar la actualización del precio del boleto, hoy en $14,85, y advirtieron sobre un eventual riesgo en la prestación del servicio.

Mediante una carta pública, Buses Paraná SA, el consorcio conformado por Ersa Urbano y Transporte Mariano Moreno, reclamó al gobierno del intendente Sergio Varisco por la falta de tratamiento al pedido de actualización de la tarifa del boleto, formulado en octubre pasado, cuando pidieron subir el precio del pasaje a $27.

Los empresarios dicen que la quita del subsidio por parte de la Nación, a partir del 1° de enero último, supuso la “modificación unilateral de las condiciones que rigen el contrato de concesión, y ante la evidente distorsión del precio del servicio, por no establecer el municipio criterios de compensación alguno, los servicios podrían verse afectados, en la medida en que las actuales condiciones económicas y financieras del contrato así lo impongan”.

Desde Buses Paraná hicieron notar que “a esta situación se llega luego de haber formulado diversos reclamos administrativos dirigidos a la Municipalidad de la Ciudad de Paraná, donde se le hizo saber del alcance de la crisis económica-financiera que atraviesa el sector”. Y señala que la falta de actualización de la tarifa “torna inviable el sistema”.

“Esperamos de las autoridades una pronta respuesta que cumpla con las obligaciones contractuales asumidas, a fin de garantizar el servicio a los usuarios, el trabajo de quienes conforman las empresas prestadoras y la justa compensación de las mismas. Pedimos disculpas a los usuarios por las dificultades que se puedan presentar en el servicio”, dice el pronunciamiento de Buses Paraná.

En realidad, como informó Entre Ríos Ahora, el titular de Servicios Públicos, Ricardo Frank, ya elaboró un proyecto de decreto de convocatoria a sesiones extraordinarias del Concejo Deliberante para tratar el aumento del boleto, y diseñó un esquema de recomposición tarifaria.

El boleto de colectivos en Paraná, según ese diseño, pasaría de $14,85 a $22,60, una suba del 52%, según el proyecto de ordenanza que el Departamento Ejecutivo enviará en los próximos días para su tratamiento en sesiones extraordinarias por parte del Concejo Deliberante.

La última modificación tarifaria en el servicio de colectivos en Paraná había ocurrido el 1° de octubre de 2018. En la sesión del 28 de mayo del año último, el Concejo Deliberante aprobó una suba en dos tramos: así, el boleto de colectivos subió desde el 1° de junio a $12,40, y no a $13,50, como había sido el proyecto original de la administración del intendente Sergio Varisco.

 

La quita de subsidios fue subsanado en parte por la Provincia, que dispuso compensar el 50% de lo que dejó de aportar la Nación. Pero aún así las empresas Ersa Urbano y Mariano Moreno, prestatarias de un servicio que utilizan 2,5 millones de pasajeros al mes, insistieron con la necesidad de recomposición de la tarifa, y por eso en octubre hicieron un pedido formal de llevar el precio del boleto a $27.

En realidad, la propuesta del Ejecutivo es que se apliquen dos tarifas vigentes: una para la ciudad de Paraná y otra para el área Metropolitana, que incluye los municipios de Colonia Avellaneda, San Benito y Oro Verde, cuyos habitantes son transportados por las mismas líneas de colectivos que dependen de Buses Paraná. En la ciudad, el valor del boleto se prevé que será de $22,60, pero en el área metropolitana, $24.

Ricardo Frank, titular de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná, adelantó que “ya hay anteproyecto de decreto del Ejecutivo de convocatoria a sesiones extraordinarias del Concejo. No nos olvidemos que el período de sesiones ordinarias comienza en marzo”.

La convocatoria a extraordinarias del Concejo tiene que ver con el tratamiento del proyecto de ordenanza de readecuación de la tarifa. En diálogo con el programa Puro Cuento que se emite por Radio Costa Paraná 88.1, Frank dijo que en base a los estudios técnicos se llegó a la conclusión de que la tarifa debe readecuarse en $22,60.

“Eso es lo que se va a solicitar. Es lo que el Ejecutivo eleva al Concejo y que luego merecerá el tratamiento de los ediles, para ver si están o no de a cuerdo”.

El aumento, dijo el funcionario, tiene que ver con un readecuamiento de los costos producto de la decisión de la Nación que, a partir del 1° de enero de 2019, retiró el esquema de subsidios al transporte. La Provincia subsidiará un 50%, otro 17% se hará cargo la Nación, y resta un 33%, para lo cual hay dos vías: lo absorbe la Municipalidad de Paraná o lo paga el usuario vía tarifa.

Lo que se decidió es que el precio del boleto se aumente para compensar la pérdida de subsidios.

“Si se accede al aumento de la tarifa a $22,60 se está compensando esa pérdida de subsidios”, dijo Frank.

Además, explicó que habrá dos esquemas tarifarios: uno para la ciudad de Paraná, a $22,60, y otro precio del boleto para el área Metropolitana, a $24. Y además se tramitará una modificación a nivel de la SUBE, de modo que cada municipio asuma el pago del subsidio al boleto trabajador para las personas que tengan domicilio en Colonia Avellaneda, San Benito u Oro Verde.

“Paraná no puede seguir subsidiando el área metropolitana -afirmó Frank-. Hoy todos los vecinos de Colonia Avellaneda, por ejemplo, están pagando el boleto obrero como si tuvieran domicilio en Paraná. Estamos estudiando con SUBE para que Paraná no siga subsidiando”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.