La crisis que atraviesa el servicio de transporte urbano de pasajeros de Paraná tuvo este jueves un nuevo capítulo: aunque estaba invitado a concurrir al recinto del Concejo Deliberante, el fiscal de Estado Municipal, Francisco Avero, rehusó hacerse presente, y en cambio envió una nota en la que brindó detalles del estado actual de la concesión, mencionó una serie de incumplimientos de la concesionaria Buses Paraná y no desartó que la administración del intendente Sergio Varisco pueda decretar la caducidad de la concesión, un año después de haberse puesto en marcha. 

Avero había sido invitado al recinto por la viceintendenta Josefina Etienot. Pero prefirió no ir. En cambio, envió un escrito en el que refirió que se encuentran bajo análisis de la repartición a su cargo las medidas a adoptar con la prestataria del transporte urbano de pasajeros en colectivos Buses Paraná ante el incumplimiento por parte de la concesionaria de la normal prestación del servicio.

Al respecto, en la nota afirma  Avero que “a la fecha de esta elevación, se encuentran bajo análisis las medidas a adoptar… con fundamento en las irregularidades descriptas”, mencionando que “no se descarta la interposición de medidas cautelares, hasta incluso la aplicación de la caducidad del contrato” de concesión.

En el expediente, el fiscal Avero recuerda que dicha medida procederá, en virtud de lo dispuesto en la ordenanza Nº 9462  “ante el grave incumplimiento de las obligaciones esenciales del concesionario, después de agotarse el procedimiento legal conminatorio establecido en la reglamentación”.

Entre esas causales de caducidad, figuran la prestación deficiente o incompleta de manera reiterada de los servicios por causas imputables al concesionario y que no se regularicen después de haber sido intimados formalmente o, cuando se suspendan los mismos de manera reiterada sin causa justificada y/o con causa directamente imputables al concesionario.

Avero había sido invitado formalmente por la Presidencia del Concejo Deliberante a participar de la sesión que este jueves celebró el cuerpo legislativo, para que informara sobre las medidas legales y judiciales tomadas desde el Departamento Ejecutivo, para la tutela efectiva de los derechos y obligaciones consagrados en la ordenanza y el Pliego del Transporte Urbano, en protección del interés municipal y de los vecinos, atento a la constante problemática en la prestación del servicio que, en esta oportunidad presentó cinco días consecutivos de retención, agravada por la noticia del proceso preventivo de crisis planteado por Buses Paraná” y la solicitud de quiebra de la empresa Ersa.

Avero, mediante nota elevada a la presidenta del Concejo Deliberante, Josefina Etienot, manifestó la imposibilidad de concurrir al plenario por “razones de salud”, no obstante lo cual y a través del secretario Legal y Técnico municipal, a cargo interinamente de la Fiscalía, Walter Rolandelli, hizo llegar un expediente donde constan las medidas “que se están tomando desde el órgano de aplicación (Secretaría de Servicios Públicos) en relación al incumplimiento del servicio público de colectivos”, como autoridad de aplicación en materia de transporte urbano.

En el mismo figuran notificaciones e intimaciones a las empresas concesionarias, que se remontan al mes de febrero pasado, sobre menor cantidad de móviles en la prestación del servicio (18-02-19); regularización en su prestación (19-02-19); restablecimiento del servicio (01-04-19); el reintegro al mismo de unidades retiradas modelo 2018 (15-0419); sobre retenciones que realizara UTA (14-06-19); restablecimiento del servicio (05-07-19); retiro de unidades (10-07-19); falta de prestación de servicios durante los días 12, 13, 14 y 15 de julio en curso (15-07-19); aclaración sobre pedido de altas y bajas de unidades (19-07-19); informe de la Dirección de Monitoreo y Control por unidades que se visualizan en Santa Fe (19-07-19); retiro de nueve unidades de la empresa de transporte “Mariano Moreno” (19-07-19); falta de visualización del servicio nocturno y la notificación de que el mismo debe continuar.

El fiscal Avero puntualiza en su presentación que las actuaciones citadas previamente fueron remitidas a evaluación del área Legal y Técnica sobre las posibles sanciones, por fuera de las elevadas a los Juzgados de Faltas.

En el espacio del Instituto “Voz y Opinión Ciudadana” hicieron uso de la palabra para referirse a la grave crisis por la que atraviesa la prestación del transporte urbano de pasajeros local, los representantes Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná  Julio Soñez, Sergio Martinoli y Alicia Glausser.

“Para revertir esta situación, el sistema de transporte urbano debe ser concebido como servicio público, derecho básico que debe orientarse como un modelo mixto, con la participación del Estado y efectivo control del Estado Municipal, trabajadores, el sindicato y los usuarios”, propusieron.

Más adelante, reclamaron a los 10 ediles que votaron la concesión del servicio a “Buses Paraná” que “trabajen estos cinco meses que quedan” de la actual gestión de gobierno municipal en una mejora del servicio.

Los vecinalistas fueron críticos de las empresas prestatarias del servicio y del municipio, ante el incumplimiento de lo que se había anunciado en el contrato de concesión.

Entre los inconvenientes con que se enfrenta el usuario a diario, mencionaron: cambios de recorridos, de los sentidos de calle -con la consecuencia de que los semáforos quedaron fuera de la vista del peatón-, el retiro de los colectivos del centro de la ciudad, el no funcionamiento del boleto combinado; la ausencia de garitas, la deficiente señalización con pintura en el asfalto; la escasez de colectivos con rampa para personas con discapacidad.

Al tomar la palabra, Soñez agradeció al Concejo Deliberante por el recibimiento y el espacio de expresión, “como ya ha sucedido tantas veces”, y comenzó su alocución remarcando “la grave crisis que estamos viviendo todos los ciudadanos con respecto al transporte público, que no tiene precedentes en la ciudad”.

“Me acuerdo cuando el día del aumento de la tarifa de colectivos, la patota que ingresó ese día al recinto del HCD, para insultar a las autoridades de este cuerpo legislativo y a nosotros que expusimos en nombre de la Asamblea Ciudadana, festejó un aumento del 400 por ciento del boleto de colectivos para los jubilados”, recordó.

En este marco, Soñez añadió que la Asamblea Ciudadana “siempre ha sido propositiva y ha tratado de mediar en los problemas, porque hay un conocimiento empírico que tiene el ciudadano que sube todos los días al colectivo y afronta los problemas”.

“Acá no nos tenemos que arreglar como podamos, tenemos que arreglar este problema entre todos”, sugirió, y sentenció: “Desde la Asamblea pensamos que este sistema está agotado y lamentablemente seguir poniendo parches no es la solución. Es momento de barajar y dar de nuevo”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.