Los prestadores del servicio urbano de colectivos de Paraná presionan por estos días para que se trate un pedido de aumento del boleto que rondaría el 30%. Justo se impone el planteo al año de la entrada en vigencia del último incremento de pasajes y en medio del proceso de un nuevo llamado a licitación del servicio. Y el requerimiento de los empresarios se da bajo la advertencia al gobierno municipal: si no se autoriza el ajuste, se afectará la prestación.

De acuerdo a la información obtenida por este sitio, la solicitud fue presentada por Roberto Albisu, en nombre de la empresa Ersa Urbano, y Marcelo Lischet, en representación de Mariano Moreno (aunque ambas firmas serían una, contenidas en la estructura de la primera) y se funda en el incremento de los costos operativos registrados en el período marzo de 2016 y enero de 2017. Entre los aumentos con impacto en el sector, se menciona el del combustible, las cubiertas, repuestos y arreglos de las unidades.
Paralelamente, los prestadores suman un “incumplimiento”, por parte del gobierno nacional, en relación a la cobertura de las erogaciones en concepto de salarios de los choferes y citan un acuerdo firmado por las autoridades y representantes del transporte en abril de 2016.
Así las cosas, en el sector del transporte de pasajeros señalan el ajuste de la tarifa como una prioridad “para poder continuar prestando el servicio en las actuales condiciones”.

Con un tono similar, se han repetido los pedidos de aumentos en la última década que luego se han concretado a razón de uno por año. En abril del año pasado, el entonces reciente gobierno de Sergio Varisco autorizó por decreto (una modalidad que venía reiterándose desde 2006), una suba que equivalió a un 29% para el boleto general, con tarjeta, y un 41,6% para el pasaje a bordo, con monedas.

La escala quedó de la siguiente manera:

Boleto Primario 0,70 pesos
Boleto Secundario 1,75 pesos
Boleto Terciario y Universitario 2,12 pesos
Boleto Obrero 4,58 pesos
Boleto Jubilado 1,98 pesos
Boleto General 7, 00 pesos
Boleto a Bordo 8,50 pesos

 

A escaso diez días de ese incremento, el Gobierno nacional dio a conocer un incremento del 37% en los montos de los subsidios nacionales destinados a compensar las tarifas que abonan los usuarios del transporte público en las principales ciudades del interior del país.

Por subsidios nacionales, las empresas que operan en Paraná recibieron en los primeros nueve meses del año pasado, un total de $173.423.087,58. Hasta septiembre de 2016 aparece publicada la información en la página web del Ministerio de Transporte de la Nación. En septiembre, el último mes publicado, la cifra fue de $18.819.312,09 distribuido así: Ersa Urbano $10.918.266,53 y Mariano Moreno, $7.901.045,56.

El pedido de incremento sería el motivo de las primeras reuniones del organismo de control creado en el marco de las nuevas condiciones para el llamado a licitación del transporte. También se reinaugurará esta vez la recuperación de las facultades del Concejo Deliberante para la fijación de la tarifa, pérdidas hace más de diez años, durante la gestión de Julio Solanas, cuando el Cuerpo cedió su decisión al Ejecutivo.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.