El cambio de sentido de circulación en varias calles del microcentro que dispuso aplicar la administración del intendente Sergio Varisco desde mediados de julio próximo no conforma a todos.
A los comerciantes de las zonas donde habrá cambios los tiene en estado de alerta. Los más inquietos son los vecinos de calle Gualeguaychú, que han expresado públicamente su descontento.
En los últimos días, se han venido reunido, después de hora, al cierre de sus locales, en un sitio improvisado, una playa de estacionamiento ubicada en calle 25 de Mayo y 9 de Julio. Allí debaten ideas, analizan posibles salidas y el modo para hacer oir su voz.
En el último encuentro, se charló sobre el porqué cada uno, en su calle, cree que la medida del municipio afectará sus comercios, se habló de que individualmente las autoridades no escuchan, que el Centro Comercial está “comprado”, entre otros asuntos.
La idea es ahora presentar un petitorio con las firmas de todos los comerciantes ante el Concejo Deliberante: pedirán que la medida quede sin efecto, y que antes se haga un estudio de impacto económico de la medida.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.