En la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) hubo elecciones, y los afiliados al mayor sindicato docente en la provincia volvieron a dar su voto al oficialismo: por tercer período consecutivo la lista Integración por un Agmer de Todos, que llevó como candidato a secretario general a Marcelo Pagani, se impuso sobre la Agrupación  Rojo y Negro, que llevó al frente de su lista a César Pibernus.

El escrutinio definitivo de la elección en Agmer, que tuvo lugar el jueves 2 de noviembre, dejó un resultado que alejó todavía más a la oficialista Lista Integración por un Agmer de Todos de la opositora Agrupación Rojo y Negro a nivel provincial: en 2014, cuando Fabián Peccín se impuso a Roque Santana, la diferencia fue de 497 votos a favor del oficialismo. Ahora, esa diferencia se estiró hasta los 1.873 votos, según el conteo oficial final.

La Integración se alzó con 7.723 votos (57%) en tanto que la Rojo y Negro consiguió 5.850 (43%).

Los  Rojo y Negro retuvieron la conducción en las cinco seccionales que ya tenían: Paraná, Nogoyá, Villaguay, Tala y Federación.  Pero los de Integración sumaron Concordia, donde se impuso, otra vez, la Isauro Vivo, exaliada Rojo y Negro, ahora en las huestes de Integración. La Integración retuvo sus nueve seccionales, y sumó con aliada estratégica a Concordia, mientras que Federal (Ñandubay) y Victoria (Lista Blanca) se mantuvieron hegemonizadas por agrupaciones departamentales.

El cómputo final provincial consagró a Marcelo Pagani, de Integración, como nuevo secretario general de Agmer para el período 2018/2020.

Un escenario clave en el que las agrupaciones mayoritarias medirán fuerzas serán los congresos de Agmer. La Rojo y Negro tuvo un repunte y ganó congresales: de tener el 33% del total de congresales pasó a contar con el 37%. Pero la Integración sigue teniendo posición dominante.

Los afiliados de Agmer suman 30.874. Y los congresales, 126, repartidos así: Integración por un Agmer de Todos más la aliada Isauro Vive, de Concordia, tiene 66 congresales; el resto de las agrupaciones, con la Rojo y Negro a la cabeza, 60.

De esos 60, 47 son Rojo y Negro, y 13 se dividen entre Ñandubay, Lista Blanca y la Agrupación Fuentealba.

Un dirigente de Agmer vinculado a Integración hace una aclaración al respecto: “Los congresales votan mandatos departamentales en los congresos, no se vota según a qué agrupación se pertenece. En ese escenario, y suponiendo que todas las seccionales Integración lleven el mismo mandato (incluidas las minorías, que responderían al voto de la mayoría), sumamos 72 congresales, poniendo a Concordia dentro de Integración. La Isauro está prácticamente sumada a Integración. Es un aliado estratégico. Tenemos mayoría absoluta en ese caso. Es decir, sumando las 9 seccionales de Integración más Concordia. Entre Integración y Concordia, sumamos 66 congresales, pero si consideramos que el congresal vota lo que define la seccional y no su agrupación, en ese caso sumamos 72 congresales”.

Desde la Rojo y Negro evalúan de otro modo el escenario del nuevo congreso de Agmer. “La Rojo y Negro tiene el 37,6% del congreso, y teníamos antes el 33%. Es un leve triunfo que para nosotros es mucho. Hay que tener en cuenta que con dos tercios de congresales, por ejemplo, se puede cambiar el estatuto del gremio”.

De cara a un 2018 que se anticipa conflictivo –no habría congreso extraordinario de Agmer hasta el año próximo- serán clave las negociaciones internas, y hacia qué lado de la balanza se inclinarán en las votaciones los 13 congresales de agrupaciones departamentales, y la influencia que podría tener el voto congresal por congresal si el mandato está cruzado por la disciplina agrupacional.

 

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.