La detención de una militante trans por parte de la Policía de Entre Ríos, en plan de “averiguación de antecedentes”, el jueves por la mañana, movió la inmediata reacción. Repudio y solidaridad. Y una movida en la tarde del viernes, en Urquiza y Monte Caseros, para reprochar el accionar policial. Iara Aranzazú Quiroga fue la protagonista. Fue llevada detenida, y se hizo una denuncia en su contra en la Justicia por resistencia a la autoridad. Ella no niega la resistencia, pero dijo que se resistió cuando entendió que se la estaba arrestando sin causa, y tratándola de modo despectivo, humillante y discriminatorio. El área de Derechos Humanos ya intervino y habrá que esperar a ver qué sucede con la causa judicial.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.