La Cámara de Casación Penal de Paraná resolvió por unanimidad rechazar el recurso de casación interpuesto  por los defensores de Javier Aníbal Broggi, condenado a 14 años de prisión, acusado del delito de corrupción de menores agravada, que, de ese modo, quedó confirmada.

 

Broggi, quien fuera secretario de Cultura en la Municipalidad de Urdinarrain, fue condenado en diciembre de 2016 a la pena de 14 años de prisión, según lo dispuso el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú. Pero no fue a la cárcel, sino que espera en libertad que el fallo quede firme. Ahora, Casación confirmó ese fallo.

Sus abogados defensores, Rubén Gallardo e Ignacio Fernández habían planteado en Casación la recalificación legal de los delitos que se le imputan a Broggi: en vez de corrupción de menores agravada reclamaron  que el delito que le cabía es el de abuso sexual simple, y en ese caso,  que sea declarada prescripta la acción penal. La petición de los defensores fue rechazada de plano por el fiscal Lisandro Beheran, de la Unidad Fiscal de Gualeguaychú, y la abogada querellante, Estela Esnaola.

La confirmación de la sentencia no implica, según fuentes de la Procuración General de la Provincia, que Broggi termine ahora tras las rejas. Broggi podrá seguir eludiendo la cárcel por cuanto le quedan caminos recursivos a los defensores. Primero, una impugnación extraordinaria ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ), y de resultar adverso, ir con un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

 

El caso viene de larga data. Las primeras víctimas comenzaron a contar de los abusos de Broggi en el año 2008, y la investigación judicial se abrió en 2013.

El 22 de diciembre de 2015 intervino la Cámara de Casación Penal para anular un primer fallo del Tribunal de Gualeguaychú, que que había resuelto clausurar el debate y devolver la investigación penal al Ministerio Público Fiscal.

En el marco de la casa “Broggi, Javier Anibal – Corrupción de menores agravada en forma reiterada S/ Recurso de Casación”, Casación resolvió en el marco de un planteo hecho por el fiscal Beherán  y los querellantes, y consideró que el tribunal de Gualeguaychú “al actuar de esta manera se excedió en su papel impartial, conculcando severamente el principio de imparcialidad frente a las partes adversarias y de neutralidad en relación al conflicto, tornando nula la resolución a la que finalmente arribara”.

Ahora, la Justicia buscó cerrar el caso.

 

La Cámara de Casación Penal -integrada por  Hugo Perotti, Marcela Davite y Marcela Badano-  dio a conocer este miércoles 27 la sentencia Nº 418 dictada en el marco de la causa caratulada: “Broggi, Javier Aníbal – Corrupción de menores agravada en forma reiterada S/Recurso de Casación” Legajo Nº 757/17, y por unanimidad falló rechazar el planteo de la defensa.